Así se ultiman los preparativos en el reloj de la Puerta del Sol de cara a las campanadas de Nochevieja

Durante el día 30 de diciembre el reloj de la famosa plaza céntrica de la capital española se prepara para dar la bienvenida al año nuevo

por Europa Press /


Queda poco más de un día para que se celebre la Nochevieja en la Puerta del Sol, donde miles de madrileños y turistas se concentrarán para dar así la bienvenida al año 2020. Una celebración en la que tendrá un papel fundamental el reloj, que ya está listo para la noche del 31 de diciembre. En declaraciones a Europa Press Televisión, el relojero de la Puerta del Sol, Jesús López, ha asegurado que de cara a Nochevieja "todo está controlado". "Tengo la seguridad plena de que el reloj funcionará bien, es una máquina y puede fallar, pero no es probable", ha indicado López.

plazasol

Cada 30 de diciembre, los especialistas colocan los sistemas de sonido y tv para poder retransmitir a todas las cadenas la llegada del año nuevo (Gtres)

Jesús López, que lleva desde el año 1996 a cargo del mítico reloj, ha informado que "el mantenimiento se hace todas las semanas". "Mi compañero y yo venimos todos los sábados por la mañana para remontar las pesas que están en su parte más baja. Además, revisamos toda la máquina, se limpia y se engrasa", ha añadido López.

RELACIONADO: ¡Olvídate de la lotería! Este roscón de Reyes esconde un gran premio: 10.000 euros

Respecto a los cuidados que se realizan durante los últimos días, López asegura que "son mínimos". "Cuando llega el día 31, la máquina está controlada, lo que ocurre que el mecanismo de la bola hay que probarlo y limpiarlo. El día 30 se colocan micrófonos en los altavoces y hay que probar el sonido, en definitiva todo el conjunto de cosas que hay que hacer para que todo funcione bien la noche del 31", ha explicado el experto.

reloj-sol

Jesús López, el relojero del Reloj de la Puerta del Sol, controla cada año que todo funcione correctamente en las campanadas de las tradicionales uvas de Nochevieja (Europa Press)

El relojero considera que "es un orgullo" estar al cargo del famoso reloj y asegura que el secreto para estar tantos años al frente es "trabajar en lo que tes gusta". "Es una satisfacción ver relojes funcionar y que todo salga bien", ha añadido López. En cuanto a generaciones venideras que se hagan cargo de este tradicional oficio, López cree que el futuro es algo incierto. "Estos trabajos se han aprendido como aprendiz en un taller, hoy en día se realizan cursillos, ahí esto no se aprende. Hace falta tiempo, coger una máquina vieja y practicar, en definitiva aprender", ha explicado Jesús López.