El valioso tiempo que se perdió en la búsqueda de Marta Calvo tras la denuncia de su madre

Se tardaron cuatro días en abrir la investigación, cuando Jorge Ignacio P. ya había limpiado la casa y había huido

por Tu Otro Diario, EFE /


La investigación del 'caso Marta Calvo' se ha convertido en un auténtico rompecabezas al que ahora se suma el valioso tiempo perdido en la búsqueda de la joven desde que su madre interpuso la denuncia. La mujer acudió a la comisaría el día 9 de noviembre, avisando de que no tenía noticias de su hija desde el día 7, pero no la citaron para declarar hasta pasados cuatro días, según datos de los que se ha hecho eco este lunes 'El programa de Ana Rosa'.

Marta Calvo

La madre de Marta Calvo denunció su desaparición el 9 de noviembre (Captura de pantalla de La Sexta)

A la vivienda del sospechoso acudieron aún más tarde, el 15 de ese mes, cuando Jorge Ignacio P. ya la había limpiado a conciencia para huir después. Aun así, la casa -en la que presuntamente descuartizó a Marta- no se precintó hasta el día 20. La Delegación del Gobierno ha abierto una investigación para averiguar los motivos de la demora.

RELACIONADO: La madre de Marta Calvo rompe su silencio con unas conmovedoras palabras que dedica a su hija

Esta información sale a luz pocos días después de que el examen a los restos hallados en la vivienda no obtuviera ningún tipo de resultado. Los tres jirones de piel eran tan pequeños que los peritos no pudieron extraer de ellos el ADN que iban a cotejar con la madre de Marta Calvo y averiguar así si pertenecían a ella o no.

Búsqueda de Marta Calvo

La búsqueda de la joven se inició cuatro días después de que su madre interpusiera la denuncia (EFE)

Tras este varapalo, los investigadores volvían a situarse en "un punto muerto", tal y como explicaba el portavoz de la familia materna, Mariano Navarro, a la agencia EFE el pasado viernes. "Había esperanza en que estos resultados fuesen determinantes en un sentido u otro, para empezar a tomar conciencia de lo que realmente sucedió".

"Ahora todo vuelve a girar de nuevo en torno al testimonio y las declaraciones de este sujeto, pero su relato no se sostiene con pruebas evidentes", decía Navarro. "Por eso, tras 50 días de la desaparición de Marta, la familia sigue con una angustia crónica".