La familia de los tres ahogados en Mijas no descarta encargar una investigación paralela

La Guardia Civil informó, a través de un comunicado, que la muerte de los tres británicos apunta a un 'trágico accidente' por la 'falta de pericia' al nadar de las víctimas

por Tu otro diario /


La familia de los del pastor británico y los dos niños que fallecieron ahogados el pasado día 24 en una piscina de un complejo turístico en Mijas (Málaga) no descarta encargar una investigación paralela en torno a las causas del suceso. Javier Toro, el abogado que representa en España a Olubunmi Diya, la viuda y madre de los fallecidos, ha informado de que ya han contactado con un despacho de ingeniería para ello, en caso de que la investigación no determine cuál fue la causa 'determinante' del suceso.

piscinamijas_efe

El suceso ocurrió en una piscina de una urbanización en Mijas (EFE).

"Ahí tuvo que pasar algo", ha aseverado el letrado, quien ha insistido en que "no es normal" que tres personas se ahoguen en un complejo turístico. La familia ya se ha personado en las diligencias abiertas en el Juzgado de Instrucción número 2 de Fuengirola: "Todavía no hemos tenido acceso y tan pronto lo tengamos valoraremos la investigación de la Guardia Civil, la respetamos pero no descartamos, en el caso de que no se detectase cuál fue la causa determinante de ese trágico suceso, hacer una investigación paralela a través de unos ingenieros", ha dicho Toro en declaraciones recogidas por 'Diario Sur'.

RELACIONADO: Gabriel, un pastor evangelista británico que pasaba las vacaciones de Navidad con su familia

Mientras, la viuda de Gabriel Diya, el pastor evangélico de 52 años que se ahogó con sus hijos Comfort, de 9 años, y Praise-Emmanuel, de 16, ha regresado este domingo a Reino Unido con su otra hija, Favour, de 14 años.

En un comunicado difundido por sus representantes legales, Olubunmi Diya señala que "los tres sabían nadar" y niega que informaran a la policía o a otras personas de que los miembros de la familia no supieran nadar. Toro apunta a un posible "error de interpretación en la traducción o en las declaraciones". La madre explica que los cinco estaban juntos en la zona de piscina del complejo Club La Costa cuando ocurrió el accidente y los niños nunca estuvieron "sin supervisión", mientras que "en todo momento" siguieron las instrucciones expuestas en el recinto. Además, la madre asegura ser ella la que no sabía nadar, no su familia, y de ahí que tuviese que pedir ayuda y no se pudiese lanzar al agua.

gabrielymujer27-fb

Gabriel Diya y su mujer, Olubunmi, pasaban las vacaciones de Navidad en Mijas junto a sus tres hijos (Gabriel Diya)

"Los niños entraron a la piscina por las escaleras pero se vieron arrastrados hacia el centro, que era más profundo, y pidieron ayuda cuando no pudieron salir". Explica que su marido entró por las escaleras para ayudar a los dos hijos que tenían dificultades mientras ella iba a los apartamentos cercanos a pedir ayuda. 

CLC World Resorts, la empresa española que gestiona el complejo, ha dicho en un comunicado que la "diligente y exhaustiva" investigación de la Policía española concluyó que la piscina operaba "con normalidad" y no había "ningún mal funcionamiento". Según han indicado las autoridades españolas, la investigación de la Guardia Civil sobre la muerte de los tres británicos apunta a un "trágico accidente" por la falta de pericia al nadar de las víctimas.

RELACIONADO: El trágico suceso ocurrió el pasado martes en una urbanización de Mijas

La declaración de la viuda contradice las informaciones que contaban que Favour había declarado que su padre, Gabriel Diya, de 52 años, Comfort, de 9, y Praise-Emmanuel, de 16, no sabían nadar, por lo que los dos hombres habían fallecido al intentar rescatar a la niña, que había entrado en la parte honda de la piscina.