2019 despedirá su último fin de semana con tiempo anticiclónico

Las temperaturas oscilaran por encima de los valores habituales para la época del año

por EFE /


El último fin de semana de 2019 se despedirá con tiempo estable y anticiclónico y con temperaturas en general por encima de los valores habituales para la época del año, según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). No será hasta después del fin de semana cuando empiecen a bajar previsiblemente las temperaturas como parte de un proceso progresivo, que se irá extendiendo a lo largo de la semana por las distintas zonas del país, ha explicado este viernes a Efe el portavoz de la Aemet Fernando García Esta posible tendencia a la baja de los valores a lo largo de la próxima semana no será brusca sino "paulatina", que irá reduciendo las temperaturas hasta dejarlas en niveles más acordes a la época del año, y no tan altas como estos últimos días. "En principio, acabaremos el año con tiempo estable y anticiclónico", ha añadido el experto.

valenciatemperaturas24

Las temperaturas rondarán los 20 grados en provincias andaluzas como Almería, Huelva o Granada y se alcanzarán los 22 grados en Sevilla (EFE) 

Durante el fin de semana y en días posteriores se prevé que el tiempo se mantenga estable sin precipitaciones, con predominio de cielo poco nuboso en la mayor parte del país. Excepto en las zonas donde persistan las nieblas, que será precisamente lo más significativo meteorológicamente estos días, las temperaturas diurnas se mantendrán con valores superiores a los habituales para la época, sobre todo en la vertiente atlántica, tendiendo a sus valores normales a lo largo de la semana.

RELACIONADO: Más noticias sobre el Tiempo en 'Tu Otro Diario'

Las temperaturas rondarán este viernes los 20 grados en provincias andaluzas como Almería, Huelva o Granada, y en el caso de Sevilla se llegará hasta los 22 grados, mientras que en Canarias, se alcanzarán los 25 grados. En zonas del Levante, como Murcia, Valencia y Alicante los valores también serán bastante cálidos este viernes y se situarán ligeramente por debajo de los 20 grados, mientras que en el noroeste, como en Galicia, se llegará hasta los 15 grados, salvo en Lugo, en donde no se esperan más de 10 grados.

También en el País Vasco se llegará a los 15 grados en Bilbao y hasta los 14 grados en San Sebastián, al igual que en Madrid, donde los termómetros se situarán en máximas de 14 grados y mañana, sábado, en 13 grados.

Las nieblas y estratos bajos se darán en ambas mesetas y en el interior del noreste peninsular, donde serán localmente persistentes, mientras que en el área mediterránea se esperan brumas matinales y en Canarias calimas o polvo sahariano más probables en las islas orientales. De hecho, este viernes se mantienen bajo aviso amarillo por nieblas las provincias de Palencia, Valladolid y Zamora, en Castilla y León, en donde la visibilidad puede situarse por debajo de los cien metros de forma temporal.

Las máximas más bajas se prevén precisamente en zonas con niebla persistente fuera del alcance del sol, especialmente en áreas del interior de la meseta norte y el interior nordeste.  Así, las máximas diurnas más bajas este viernes se esperan en las provincias castellanoleonesas de Zamora, con 5 grados, y en Valladolid y Palencia, con 8, respectivamente; asimismo en Lleida, con 9; y Huesca, con 11.

En cuanto al viento, lo más relevante será el levante fuerte en la zona del Estrecho, que mantendrá a Cádiz bajo alerta naranja por riesgo importante ante fuerte oleaje, que también afectará a Girona, en Cataluña, aunque en este caso el riesgo es ligeramente inferior, y el nivel es amarillo. Según el avance de la semana la tendencia apunta a una normalización de las temperaturas respecto a los valores medios del invierno, y podrían darse algunas precipitaciones en el área mediterránea a mediados de semana y posteriormente, en la vertiente atlántica peninsular.