Gabriel, el hombre británico que falleció en una piscina de Mijas (Málaga) junto a dos de sus hijos

La mujer y la otra hija del pastor han requerido ayuda psicológica tras presenciar el trágico accidente

por Tu Otro Diario /


Gabriel Diya, de 52 años, un pastor evangelista muy querido por su comunidad, en el sureste de Londres, pasaba las vacaciones de Navidad en la Costa del Sol española junto a su familia. Él y su mujer, Olubunmi Diya, de 49 años, se alojaban en un hotel de Mijas (Málaga) junto a sus hijos: Comfort -de 9 años-, Favor -de 14- y Praise-Emmanuel -de 16-. No imaginaban el trágico desenlace en el que desembocarían sus vidas el día de Nochebuena, durante la semana que habían organizado para descansar.

Gabriel Diya y Olubunmi Diya

Gabriel Diya y su mujer, Olubunmi, pasaban las vacaciones de Navidad en Mijas junto a sus tres hijos (Gabriel Diya)

Comfort no podía salir de la piscina del resort, por lo que Gabriel, aunque no sabía nadar, se lanzó sin dudarlo al agua para sacar a la pequeña, pero no lo consiguió. Al verse los dos con serias dificultades para salir, el mayor de sus hijos, Praise-Emmanuel, también acudió a ayudar a su padre y a su hermana. Ninguno de los tres logró salir.

RELACIONADO: Ninguno de los fallecidos en la piscina de Mijas sabía nadar, según la propia familia

Testigos del trágico accidente fueron Olubunmi y Favor, que han permanecido en estado de shock durante 48 horas. Pese a haber recibido atención psicológica desde el primer momento, los agentes no pudieron tomarles declaración hasta pasado ese tiempo.

El suceso ha causado gran conmoción en Reino Unido, donde Grabriel se trasladó a vivir desde su Nigeria natal y crió a su familia (todos tienen nacionalidad británica, a excepción de Praise-Emmanuel, que portaba pasaporte estadounidense).

Gabriel y Comfort

Gabriel junto a Comfort, de nueve años, también fallecida en el dramático accidente (Gabriel Diya)

La comunidad cristiana está profundamente afectada por lo ocurrido y ha publicado un afectuoso mensaje en Facebook: "Descorazonados, damos nuestras condolencias a la familia, la parroquia y los amigos del pastor Gabriel Diya". Manifiestan que, "en este momento tan difícil", dedican todas sus oraciones a los familiares de Diya.

RELACIONADO: Más noticias de sucesos en 'Tu Otro Diario'

Mientras, los investigadores se centran en averiguar si se produjo algún problema técnico en la piscina que motivara la tragedia. Para ello, han comprobado los motores de la piscina, han tomado muestras del agua y han recogido el gorro de baño que supuestamente llevaba la menor.

Por otro lado, los resultados preliminares de las autopsias, practicadas en el Instituto de Medicina Legal de Málaga, confirman que las tres víctimas murieron por ahogamiento y que no presentaban heridas externas.