Quinta víctima del temporal: fallece la mujer herida crítica tras caerle unos cascotes en Madrid

Los fuertes vientos y las intensas lluvias dejan daños en buena parte del país

por Europa Press /


La mujer coreana de 32 años que ayer viernes recibió el golpe de un cascote del edificio de la calle Alcalá 31 de Madrid, sede de la Consejería de Cultura de la Comunidad, ha fallecido hace unas horas en el hospital, ha informado esta mañana el consejero de Justicia, Interior y Víctimas, Enrique López. Tras clausurar un curso de formación de Protección Civil, López ha lamentado la muerte de esta mujer y ha lanzado un mensaje de solidaridad a su familia y a la comunidad coreana. Asimismo, ha recordado que la consejera de Cultura y Turismo, Marta Rivera de la Cruz, acompañó ayer a los parientes de la víctima y a representantes de la embajada del país asiático en España.

mujercoreana_ep

La mujer fue herida crítica (Europa Press).

"El edificio estaba al día de todas las inspecciones técnicas, pero tiempos como este, con acumulaciones de lluvia en las cornisas y fuertes vientos provocan estos casos tan fatídicos que hay que lamentar", ha apuntado el titular regional de Justicia. Asimismo, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, ha mandado esta mañana desde el Ayuntamiento los mejores deseos para la familia de la mujer fallecida y ha señalado que siguen investigando las causas de un accidente "muy desgraciado".

EL SUCESO

Los hechos ocurrieron ayer viernes sobre las 14.45 horas cuando, por causas que ahora se investigan, la mujer paseaba por la calle Alcalá número 31 y recibió un fuerte impacto de cascote procedente del techo de dicho inmueble. Como consecuencia de ello, la joven sufrió un traumatismo craneoencefálico severo y entró en parada cardiorrespiratoria. Los sanitarios del Samur-Protección Civil que llegaron al lugar le han atendido, practicándole maniobras de reanimación, y trasladado al Hospital Clínico, donde ingresó en estado crítico en la Unidad de Cuidados Intensivos, donde hoy ha muerto.

También se acercó al lugar varias dotaciones de Bomberos del Ayuntamiento, que revisaron la fachada, retiraron algunos elementos inestables de la zona gracias a un brazo articulado con capacidad para llevar hasta los 72 metros de altitud. La Policía Municipal acordó la zona del incidente y cortó al tráfico la calle desde la Gran Vía hasta la Puerta del Sol. También se encontraba en la zona Policía Nacional. 

La Consejería de Cultura y Turismo de la Comunidad de Madrid aclaró poco después del accidente que el edificio que alberga su sede pasó la Inspección Técnica de Edificios (ITE) en diciembre de 2015, siendo preceptiva cada diez años, y "reúne todas las condiciones".