'Mujeres en la Historia': Evangelina, descendiente de Domingo Martínez de Irala y de Águeda

una mujer que en pleno siglo XXI desciende de aquella relación entre un conquistador español y una india guaraní hace casi 500 años

por Tu otro diario /


No la conozco en persona pero por mor de las redes sociales -no todo son chorradas, noticias falsas e insultos-, he vivido recientemente uno de esos satisfactorios encuentros virtuales que suceden de vez en cuando. Fue ella quien entró en contacto conmigo para comentarme que le parecían muy interesantes mis artículos, me contó quién era y, sobre todo, quiénes eran sus ascendientes directos. Por eso hoy, si me lo permiten, le dedico estas líneas.

Abuela paterna de Evangelina

Foto de la abuela paterna de Evangelina, Domitila Eudoxia del Carmen Sánchez Valderrama, descendiente directa del capitán Pedro Sánchez Valderrama (Evangelina Ledesma). 

Se llama Evangelina, vive en Buenos Aires y desciende nada menos que del gobernador del Paraguay y del Río de la Plata, Domingo Martínez de Irala (1506-1556), y de una de sus muchas concubinas, una india que, tras su bautismo, tomó el nombre de Águeda.  Si recuerdan lo que escribí hace no mucho tiempo Martínez de Irala y otros conquistadores se mezclaron a discreción con mujeres de aquellas latitudes, lo que provocó la denuncia de algunos religiosos por el escándalo de aquellas relaciones contrarias a la ortodoxia cristiana, ya que tenían a la vez varias mujeres para su servicio y deleite carnal.  Las españolas eran muy escasas al principio en aquellas latitudes e Irala, un tipo soltero, tuvo numerosas criadas y amantes con las que engendró una decena de hijos a los que reconoció en su testamento para alivio de su conciencia y para favorecerles con su apellido, bienes y, en el caso de sus hijas, con mejores casamientos.

RELACIONADO: Inés Muñoz, 'la primera y más antigua mujer principal' del Perú

De hecho, la hija que tuvo con Águeda, llamada Isabel de Irala se casó con Gonzalo de Mendoza, sobrino del gobernador Pedro de Mendoza y uno de los participantes en la primera fundación de Buenos Aires en 1536. De esta unión nació María de Mendoza e Irala, quien se casó con Gonzalo Casco y tuvieron a Juana Casco de Mendoza, quien sería esposa del capitán Pedro Sánchez Valderrama, uno de los hombres de confianza del gobernador Hernandarias y fundador de Tama en La Rioja, según me refirió desde el cono sur Evangelina.

Isabel de Irala, la hija de Ägueda, tuvo un segundo matrimonio... tras quedar viuda casó con Pedro La Puente de Hurtado, con quien tuvo a Pedro Hurtado de Mendoza, también futuro gobernador del Paraguay.

librosigloXVII

Foto libro siglo XVII donde figuran antepasados de Evangelina (Evangelina Ledesma). 

Pero volvamos con mi lejana amiga... Ella me contó que la estirpe de Domingo Martínez de Irala y de aquella india Águeda ha continuado durante cinco siglos y que llega hasta su persona. Su abuela paterna y su padre siempre le contaron con orgullo su remoto origen y Evangelina lo lleva a gala hoy en día.

Una de las direrencias básicas y más claras entre las presencias de España e Inglaterra en América fue precisamente la del mestizaje. Desde la llegada de los españoles al Nuevo Mundo, aquellos hombres no tuvieron reparos en mezclarse y tomar, como amantes y también como esposas, a mujeres de aquellas tierras mientras los ingleses apenas se lo plantearon pues, para ellos, aquellas gentes eran simplemente salvajes con los que mercadear y a quienes masacrar llegado el caso en el que importunaran en demasía e impidieran su expansión hacia el oeste. Esto ocurrió en las colonias inglesas y posteriormente en Estados Unidos... ¿Les suenan los western épicos que todos nos tragamos y disfrutamos de pequeños? Pues eso...

RELACIONADO: Todos los artículos de 'Mujeres en la Historia' 

Lógicamente, hubo casos de abusos sobre aquellas mujeres, pero muchas de ellas se ofrecían y juntaban con los españoles recién llegados con agrado. De hecho, el papel de la mujer en América antes de la llegada de los españoles no es que fuera, por lo general, muy alentador. Muchos pueblos indígenas eran polígamos y las mujeres compartían hombre o cambiaban de manos con absoluta normalidad, utilizadas y vendidas como esclavas y también regaladas como presentes en señal de amistad o vasallaje con otros pueblos. No tienen más que recordar el célebre caso de la Malinche y tantos otros...

firmamartinezdeirala

Firma de Martínez de Irala tomada del Archivo de Indias (PARES).

Aquellos conquistadores del Río de la Plata, gentes valientes, duras y la mayoría sin mujer o con ellas ausentes en España, tomaron a indias como criadas y concubinas, adaptándose a aquella muy diferente realidad de aquellas tierras... y, obviamente, beneficiándose de su posición dominante. El caso de Domingo Martínez de Irala es célebre porque era el gobernador y se prodigó en este aspecto pero, como tantos casos, quiso a esa prole mestiza que tuvo con varias mujeres y la legitimó en su testamento.

RELACIONADO: Margarita López de Morla y 'Frasquita Larrea' y sus tertulias

No sabemos apenas nada de aquella Águeda, una de las criadas y amantes de Martínez de Irala pero sí conocemos que tuvo con él a Isabel, Isabel a María, María a Juana,... y así hasta el siglo XX cuando nació Evangelina. A raíz de la llegada y asentamiento de los españoles en aquellas tierras nació una nueva configuración social, una realidad criolla y mestiza, de mezcla de sangres e identidades que forjaron la historia del Río de la Plata, de Paraguay y Argentina. La familia de Evangelina es un buen ejemplo de ello, adaptándose y participando activamente en las diferentes transformaciones sociales y políticas a lo largo de los siglos. Como ella me cuenta... “Mi lado paterno siempre fueron criollos y españoles. Hasta mi padre no hubo otras mezclas foráneas. De hecho mi tío y mi padre rompieron con la tradición y casaron con hijas y nietas de italianos emigrados. Formamos también parte de la historia argentina... Todos servimos a este suelo, primero al rey, luego al gobierno patrio...”.

Evangelina, una mujer que en pleno siglo XXI desciende de aquella relación entre un conquistador español y una india guaraní hace casi 500 años...

Daniel Arveras es periodista y escritor. Su último libro es “Conquistadores olvidados. Personajes y hechos de la epopeya de las Indias”.