Snapchat Cameos, o cómo utilizar tu cara para compartir GIFs

La app presenta la versión más divertida y social de los ‘deepfakes’ para seguir plantando cara a TikTok

2 Minutos de lectura

20 de Diciembre 2019 / 09:43 CET ISMAEL MARINERO

Cameos-Snapchat

Cameos utiliza tu cara y la “pega” en distintos vídeos, también de animales (Snapchat).

© Snapchat

La tecnología asociada a los  deepfakes  , vídeos modificados utilizando inteligencia artificial para sustituir el rostro de una persona por el de otra, tiene usos muy controvertidos, desde engaños con intenciones políticas o delictivas hasta películas pornográficas que cambian el rostro de las actrices por el de conocidas intérpretes de Hollywood. Sin embargo, hay quien le ha encontrado su parte divertida y, por supuesto, legal. Se trata de  Snapchat , que acaba de lanzar Cameos, una nueva función que permite a sus usuarios editar su cara en vídeos cortos fácilmente compartibles.   

Es una alternativa a los conocidos como Bitmojis, la evolución personalizada de los populares emojis. Snapchat Cameos mapea tus selfies y te deja “pegarlos” en grabaciones de vídeo o divertidas animaciones que expresan reacciones o estados de ánimo específicos. De momento hay disponibles 150 vídeos cortos con sonido, pero según Snap, la empresa detrás de la aplicación, la idea es que el catálogo se vaya renovando e incluya creaciones de otros usuarios, como sucede con los filtros y las lentes.

Cómo utilizar Cameos

Esencialmente, Cameos es una mezcla de animación y corta-pega digital. Lo primero es entrar en la opción de Chat, elegir el contacto o el grupo al que quieres enviar el GIF y presionar el icono de emoji que saca la lengua que está justo al lado de la barra de texto. La app te pedirá que te hagas un selfie (sin sonreír, esto es importante) y con tu cara bien visible en el centro, para que Snapchat pueda “recortarla” del resto de la fotografía.

Cuando confirmes la imagen original, o te hagas más fotos hasta conseguir el resultado buscado, tendrás que elegir un cuerpo masculino o femenino y, a continuación, verás cómo tu cara cobra vida como por arte de magia, asociada a otros cuerpos en diferentes vídeos en bucle.

Sólo tienes que elegir uno de estos clips que ahora protagonizas y enviarlo al chat. Puedes incluso permitir que tu Cameo sea utilizado por tus contactos, para aparecer en uno nuevo junto a otro amigo, o navegar por las distintas categorías y buscar con términos como “te quiero” o ”saludo” para encontrar GIFs relacionados. Siempre podrás volver a empezar con un selfie distinto, o tocar y mantener presionado Cameos para guardarlos en tu galería y compartirlos en otra aplicación.

Cameos es el último intento de Snapchat para seguir creciendo y plantarle cara a TikTok , su mayor rival a la hora de seducir a los usuarios más jóvenes en el mercado de las aplicaciones. Su combinación de fotografía y mensajería sigue siendo su característica más distintiva y la que la diferencia de gigantes como Instagram o WhatsApp, que copiaron descaradamente sus stories (Estados en WhatsApp) con gran éxito.

Aunque, todo hay que decirlo, nadie está libre de plagio o, al menos, inspiración. También se podría acusar a Snapchat de “robar” la idea de Cameos a la aplicación china Zao , que permite a los usuarios realizar deepfakes en distintos tipos de vídeos y que también ha sido noticia recientemente, por los problemas que plantea su controvertida política de privacidad.