El detenido por el crimen de Marta Calvo asiste a una nueva inspección de su casa

Los perros han marcado el aseo de la vivienda, donde se buscan pruebas y restos biológicos de la joven desaparecida

por Europa Press /


Agentes de la unidad de inspecciones oculares de la Guardia Civil junto con perros están llevando a cabo un registro e inspección "minuciosa" del baño de la casa de Manuel (Valencia) donde vivía alquilado Jorge Ignacio P.J., detenido por la muerte de Marta Calvo, en la búsqueda de vestigios que conduzcan al hallazgo del cuerpo de la joven, de la que no se tienen noticias desde el 7 de noviembre, cuando acudió junto con el arrestado a esta casa, tras quedar con él por internet.

Localidad valenciana de Manuel

La Guardia Civil ha realizado este martes una nueva inspección ocular de la vivienda de la localidad valenciana de Manuel en la que estuvo Marta Calvo antes de morir (EFE)

Esta diligencia de inspección con agentes de la Guardia Civil se lleva a cabo, por primera vez, en presencia del investigado, que reconoció en una primera declaración haber descuartizado a la joven aunque sostiene que fue tras una muerte accidental mientras mantenían un encuentro sexual con droga. Se trata de comprobar si las manifestaciones que ha realizado "tienen visos de realidad o no", según han explicado a los medios de comunicación los abogados de la familia materna, presentes en Manuel.

RELACIONADO: La geolocalización del móvil de Jorge P., clave para encontrar los restos mortales de Marta Calvo

Por su parte, el letrado de Jorge Ignacio P.J. ha señalado, también en declaraciones a los medios, que los perros que están participando en el registro han "marcado" en el aseo, donde se buscan pruebas y restos biológicos de la chica.

Los abogados de la familia materna han insistido en que esta entrada y registro se pretende "tratar de encontrar situaciones relevantes para la causa" y "vestigios" de Marta. De acuerdo con los letrados, en esta diligencia se está analizando "minuciosamente" la parte del cuarto de baño, en la planta baja de la vivienda.

Marta Calvo

Los restos mortales de Marta Calvo se buscan con ahínco desde que el detenido confesara el trágico final de la joven (Captura de pantalla de La Sexta)

Es una diligencia solicitada por la magistrada instructora de Alzira, que prevén larga, y en la que el arrestado está presente porque tiene "derecho y deber" de estar, aunque no tiene por qué colaborar, puesto que no se trata "de una diligencia para que él haga nada". Los abogados han incidido en que todas las hipótesis están abiertas pero es pronto para avanzar por qué delito se formulará acusación, si homicidio o asesinato, dado que es un momento inicial de la instrucción.

RELACIONADO: Investigan la denuncia de una cuarta mujer similar al caso de Marta Calvo

Preguntados por si ven arrepentimiento en el detenido, que en otras ocasiones ha pedido perdón, han apuntado que no ha dicho nada, pero tampoco aprecian "muestras de arrepentimiento". "Lo importante es que aparezca el cuerpo de Marta y que se pueda esclarecer la situación", señalan y, para ello, "las pruebas son las que tienen que hablar".

En estos momentos, la familia de Marta tiene esperanza en que se encuentre su cuerpo y ello "ayude a esclarecer esta situación y angustia en la que vive". Los abogados han pedido que se deje trabajar a la Guardia Civil en esta búsqueda de pruebas y han agradecido de nuevo su "minucioso y profesional" trabajo.

El abogado Óscar Fernández, que defiende al detenido, ha destacado también el minucioso trabajo de la Guardia Civil, en una tarea de investigación que se prevé que dure hasta este miércoles y en la que su defendido "está sentado" mientras los investigadores hacen su trabajo.