El emocionante primer abrazo de un niño de 5 años a su hermano tras recibir una prótesis de brazo

Ninguna institución sanitaria quería proporcionarle la prótesis porque la consideraban inviable en su caso

por Tu Otro Diario /


Jacob Scrimshaw nació sin su brazo derecho. Hasta ahora, las compañías sanitarias de su país, Reino Unido, negaban la idoneidad a este niño de ponerle una prótesis, debido a que le falta la extremidad completa, desde el hombro. Esto no ha sido impedimento para sus padres, Chris y Gemma, que, tras mucho esfuerzo y una campaña de recaudación, han conseguido que su hijo diera su primer abrazo a los cinco años de edad. Y Jacob tenía muy claro a quién se lo iba a dar: a su hermano pequeño.

Jacob Scrimshaw y su hermano pequeño

Lo primero que hizo Jacob Scrimshaw tras recibir una prótesis de brazo, el pasado jueves, fue abrazar a su hermano pequeño (Captura de pantalla de BBC)

"Es muy bonito" verle usar su nuevo brazo, comenta su madre a la cadena BBC. "Realmente le gusta" llevarlo. Hasta el pasado jueves, cuando pusieron al pequeño su prótesis, llevaban años luchando para que su hijo la consiguiera, pero solo obtenían respuestas negativas.

RELACIONADO: Hand Solo, el joven andorrano que ha creado la primera prótesis funcional con piezas de Lego

Por suerte, conocieron a Ben Ryan, que es quien finalmente ha diseñado el brazo para Jacob. Ryan montó su propia empresa de diseño de prótesis, Ambionics, por una historia personal similar a la de los Scrimshaw. A su hijo Sol le amputaron el brazo a los diez días de haber nacido, lo que le llevó a él a renunciar a su trabajo como profesor de psicología para dedicarse de lleno a hacer uno nuevo para su hijo.

Por eso entendía perfectamente a Chris y Gemma y se ha volcado en ayudarlos. Ellos querían un brazo que cubriera necesidades de su hijo, con un codo que se articulara en distintas posiciones y una mano con mecanismo de agarre que, además, fuera extraíble y se pudiera cambiar por otras herramientas.

Prótesis de brazo

El instante en el que colocan la prótesis a Jacob, con la atenta mirada de su hermano pequeño (Captura de pantalla de BBC)

Ben Ryan se lo ha proporcionado, pero el brazo hidráulico que ideó para Jacob no se puede imprimir en 3D, como muchas otras prótesis, ya que las dos partes que lo componen deben forjarse juntas. Eso encarecía la fabricación, por lo que los padres del niño abrieron una campaña de '‘crowdfunding' en Internet para obtener las 16.000 libras (casi 19.000 euros) a las que ascendía el coste final.

RELACIONADO: Impresionantes las volteretas que da esta niña sin una pierna solo dos meses después de recibir una prótesis

Recaudaron el dinero y, en medio, se toparon con otras historias de interés humano que les llegaron al corazón, como la del anónimo que les ha hecho la donación más alta, de 5.000 libras (casi 6.000 euros). Padece una enfermedad terminal y no va a tener tiempo para hacer todo lo que se había propuesto en la vida y para disfrutar del dinero que tenía, por lo que se lo ha entregado a ellos por el bien del pequeño.

Jacob Scrimshaw

Jacob, con su nuevo brazo, que tiene un codo articulable y una mano con la que puede coger cosas (Captura de pantalla de BBC)

Gracias a todos esos gestos de humanidad y al esfuerzo de sus padres, Jacob ya tiene dos brazos. Son muchas las tareas nuevas que a partir de ahora podrá hacer, pero nada como el tierno abrazo que dio a su hermanito pequeño nada más colocarle la prótesis. La sonrisa de los dos niños es lo que mejor describe el emocionante momento que marca el comienzo de una nueva vida para él.