La ‘bestia’ ya está aquí: el ordenador más potente (y caro) de Apple sale a la venta

El nuevo modelo de Mac, anunciado hace unos meses, ya se encuentra disponible en la tienda online de Apple

por Ismael Marinero /


En su conferencia anual de desarrolladores de junio, Apple finalmente presentó lo que diseñadores, fotógrafos, editores de vídeo y otros profesionales creativos han estado tanto tiempo esperando: un nuevo y mejorado Mac Pro, agresivo tanto por fuera (algunos lo comparan con un gigantesco rallador de queso), como por dentro. Tras superar algunos desafíos en su fabricación, el ordenador más potente del mercado ya está a la venta a través de la tienda online de Apple.

Mac-Pro

El diseño del nuevo Mac Pro ha sido comparado con un gigantesco rallador de queso (Getty Images).

El nuevo Mac Pro cuesta 6.499 dólares para el modelo de 8 núcleos con 32 GB de RAM y una unidad de disco duro sólido (SSD) de 256 GB. Pero una de las ventajas de este Mac es que es altamente escalable: la configuración más ambiciosa llega hasta un modelo de 28 núcleos con 1,5 Terabytes de RAM y 8 TB de SSD, una auténtica barbaridad. El monitor Pro Display XDR, un nuevo producto de Apple que también puede acompañar a la estación de trabajo, alcanza los 5.499 euros (sin stand), con lo que el coste de un equipo completo asciende a 11.998 euros. Y eso es sólo la configuración básica, la más completa y avanzada supera los 70.000 euros, eso sí, ruedas incluidas.

La cuestión es que con el Mac Pro, como con todos los productos de Apple, no solo estás pagando unos componentes excelentes y un gran rendimiento, también un diseño vanguardista y la reputación de una marca que le debe tanto a su saber hacer como al márketing puro y duro. Evidentemente, no son equipos pensados para el usuario de a pie, sino para profesionales y empresas que requieren mucha capacidad de procesamiento y calidad gráfica.

RELACIONADO: Apple presenta su portátil más potente: así es el nuevo Mac Book Pro

Diseño modular

Sin duda, lo primero que choca del Mac Pro es su aspecto externo, una carcasa de aluminio con una sorprendente estructura con numerosas perforaciones, que conforman un entramado ligero para maximizar el flujo de aire. Es un recurso muy eficaz y original para refrigerar un equipo con tanta exigencia de procesamiento. Además, la carcasa se puede quitar fácilmente para tener 360 grados de acceso a todos los componentes y configurar el equipo a tu gusto.

Como decíamos, la refrigeración es vital para evitar sobrecalentamientos y bajadas del rendimiento. Por ello, el Mac Pro dispone de tres grandes ventiladores que hacen circular el aire a través de la CPU y las GPU de forma silenciosa, para mantenerlas bien refrigeradas incluso con cargas de trabajo muy intensas. En el lado opuesto, un extractor aspira el aire que pasa por la memoria, el almacenamiento y la fuente de alimentación, y lo expulsa por la parte trasera del equipo.

Pura potencia

El nuevo Mac Pro lo apuesta todo a la potencia de procesamiento y los gráficos. Puede utilizar hasta cuatro tarjetas gráficas AMD Radeon Pro Vega II, suficiente como para reproducir en Final Cut Pro hasta seis secuencias simultáneas de 8K. El secreto detrás de esa capacidad, desconocida hasta la fecha, es la tarjeta de aceleración de hardware Afterburner, muy útil para manejar imágenes en alta resolución obtenidas con cámaras RED y similares, las que se utilizan para la realización de películas y vídeos profesionales. Con la tarjeta gráfica gestionando la reproducción de vídeo, los núcleos de la CPU se encargan de gestionar efectos creativos y otras tareas de procesamiento.

RELACIONADO: Más noticias sobre Tecnología

Un monitor a la altura

Incluso la estación de trabajo más potente no es nada sin una pantalla que pueda representar con fidelidad la calidad de las imágenes y por eso, para compañar el Mac Pro, Apple ha creado algo que podría ser incluso más impresionante que el Mac Pro. Se trata del Pro Display XDR, un monitor Retina 6K de 32 pulgadas, muy superior en todos los sentidos al de los actuales iMac. 

La parte trasera cuenta con un acabado similar al del ordenador, para tener un aspecto unificado, pero también para proporcionar una correcta ventilación. Un mecanismo de bisagra permite numerosos ajustes de altura y ángulo de la pantalla, y hasta una orientación vertical de 90 grados, una especie de modo tableta poco frecuente en los ordenadores de sobremesa.

En definitiva, un verdadero monstruo en todos los sentidos, el más ambicioso y potente hasta la fecha de todos los productos de Apple... para quien se lo pueda permitir.