25 años de la primera PlayStation, la consola que marcó una época

Sony celebra el cuarto de siglo de su entrada triunfal en el mundo de los videojuegos

por Ismael Marinero /


La llegada de la primera PlayStation al mercado en diciembre de 1994 fue fruto de un accidente, pero marcó un punto de inflexión capaz de cambiar para siempre el mercado de las videoconsolas y el de la cultura popular. Aparte de sus avances más evidentes, como la inclusión de un lector de CDs o el diseño de un mando que ha servido de modelo en las siguientes generaciones, la PS1 es recordada sobre todo por su apabullante colección de juegos de calidad con gráficos en 3D, como las sucesivas entregas de Final Fantasy, Metal Gear Solid o Resident Evil, títulos que auguraban un salto hacia la madurez de una industria que no ha dejado de crecer desde entonces.

Playstation-classic

La PlayStation Classic Mini es una réplica de la consola original (Sony)

Todo empezó como un colosal error de Nintendo, del que todavía se deben estar lamentando. El 1 de junio de 1991, Hiroshi Yamauchi, presidente de Nintendo, iba a hacer una presentación en la Consumer Electronics Show de Las Vegas para anunciar los detalles de un acuerdo con Sony, según el cual empezarían a producir conjuntamente una nueva consola de nombre Game Player. Por contra, Yamauchi anunció ante el pasmo de los asistentes que había firmado un contrato con Philips, el mayor rival de Sony en aquel momento.

RELACIONADO: Sony revela que PlayStation 5 saldrá a finales de 2020

Los ejecutivos de Sony no daban crédito, ya que Nintendo había sido la que había insistido en colaborar con ellos para fabricar un sistema que pudiera leer CDs y dejar atrás los aparatosos cartuchos de la Super Nintendo. Todavía se desconoce exactamente qué fue lo que llevó a Yamauchi a esa inesperada traición, pero según algunos de sus colegas de aquella época la clave puede estar en la letra pequeña sobre los derechos: según el acuerdo inicial, Sony podía fabricar y vender juegos en CD-ROM sin tener que comprárselos a Nintendo, que lo que realmente quería era el monopolio de la fabricación de juegos para su hardware.

El periférico de Philips no llegó a comercializarse, mientras Sony decidía aprovechar todo el tiempo y dinero invertido en desarrollar la Game Player para diseñar una consola propia. Para ello buscaron acuerdos con algunos de los desarrolladores de juegos más visionarios de Estados Unidos y Japón, entre ellos Electronic Arts, Konami y Namco, y se esforzaron por mantener a raya los costes de fabricación para garantizar un precio económico cuando la consola saliera al mercado.

Cuando la primera PlayStation llegó a las tiendas fue una sensación instantánea, arrasando en ventas a su único competidor, la Sega Saturn. La Nintendo 64 no se lanzaría hasta 18 meses después, lo que daría a Sony un año y medio para fidelizar a los consumidores, ganando así una cuota de mercado inestimable. Sony vendió más de 100 millones de PS1 en todo el mundo durante su vida útil, frente a los 30 millones de Nintendo 64.

Cómo jugar hoy en día a los juegos de la PS1

La celebración de los 25 años de la primera PlayStation también puede servir para recuperar aquellos juegos que marcaron una época. Y no hace falta tener una de aquellas antiguallas en casa o buscar una a precio desorbitado en eBay, ya que hay varias maneras de volver a disfrutar de títulos como Castlevania: Symphony of the Night, Crash Bandicoot o Dino Crisis.

Para los más nostálgicos, la manera más segura de viajar en el tiempo es hacerse con una PlayStation Mini Classic, una diminuta réplica de la PS1 con 20 juegos preinstalados y dos mandos con cable, como en los viejos tiempos. Hay omisiones imperdonables en la biblioteca de juegos, pero la presencia del primer Grand Theft Auto y el Final Fantasy VII garantiza horas y horas de diversión.

RELACIONADO: Más noticias sobre Videojuegos

Si tienes la PS3, compatible con la PS1, otra opción es recuperar algunos de los juegos en formato físico, ya que todavía se venden a precios muy asequibles a través de tiendas online como Game Stop. O, más fácil aún, muchos de aquellos juegos cuentan con versiones remasterizadas, disponibles en las tiendas online de las actuales Playstation 4 y Xbox One.

La última opción, para la que se necesitan ciertos conocimientos, es la de recurrir a emuladores disponibles para PC, móviles y tabletas. Sea como sea, los juegos fueron los que dieron ventaja a Sony sobre las demás consolas y, vistas las cifras de ventas de la Playstation 4, así sigue siendo a día de hoy.