Las medidas que tomarán los países de la UE para eliminar las emisiones en 2050

Bruselas pretende reducir hasta un 55 por ciento las emisiones para 2030 y alcanzar las emisiones 'cero' 20 años después

por Europa Press /


Los países miembro de la UE que han participado este miércoles en las declaraciones nacionales de la Cumbre del Clima (COP25) de Madrid, se han alineado con la nueva estrategia 'verde' de la Comisión Europea que tiene como objetivos, tal y como defendió su presidenta Ursula von der Leyen, reducir hasta un 55% las emisiones en 2030 y alcanzar las emisiones 'cero' 20 años después. El organismo europeo quiere convertir a la UE en el líder global en la lucha contra el cambio climático. Por ello, en esta hoja de ruta para los estados miembro incluye una reforma del sistema europeo para encarecer el precio de las emisiones, implica al sector marítimo en el sistema, reduce los créditos gratuitos a las aerolíneas o crea un impuesto en frontera sobre las importaciones energéticas de carbono, entre otras medidas.

contaminacionG3

La Comisión Europea también ha anunciado la inversión de 100.000 millones de euros para un Fondo de Transición Justa que ayude a la reconversión industrial en las regiones y sectores más dependientes de los combustibles fósiles (Europa Press)

Los países que forman parte de la unión deberán poner en marcha en sus legislaciones nacional los medios necesarios para alcanzar estos objetivos. En este sentido, el representante de la UE en la COP25, el vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans, ha pedido a los ejecutivos que preparen sus planes e iniciativas en esta materia para los primeros meses de 2020.

RELACIONADO: La Eurocámara declara la emergencia climática y ambiental

Los líderes que han tomado la palabra este miércoles en la Cumbre, se han alineado con la estrategia europea, en algunos casos recordando su compromiso con la eliminación de emisiones en 2050 y otros poniendo ya el objetivo en reducirlas a la mitad en la próxima década.

La ministra de Energía y Medio Ambiente belga, Marie Christine Marghem, ha reconocido que la estrategia de su país debe ser la que ha marcado este miércoles la Comisión Europea y ha destacado que su país pondrá en marcha "en las próximas semanas" un plan nacional con medidas referentes a la industria y la energía. Del mismo modo, Bélgica pretende "redoblar su contribución al Fondo Verde con 100 millones de euros, entre otras iniciativas.

IRLANDA VE EL NUEVO PACTO "AMBICIOSO"

Uno de los países que lidera en Europa la transformación hacia una economía sostenible, Portugal, ha celebrado el "camino claro" que pretende seguir la UE "hacia la descarbonización en 2050". En su caso, según ha explicado su ministro de Medio Ambiente y Clima Joáo Pedro Matos, ya han puesto en marcha normas "sólidas" con "resultados positivos", como ejemplo ha puesto sus iniciativas para una movilidad sostenible, con la gratuidad del transporte público, entre otras.

"Nos complace formar parte de la UE cuya comisión anuncia un pacto 'verde' ambicioso para afrontar este reto mundial", ha asegurado el ministro de Comunicación, Acción por el Clima y Medio Ambiente de Irlanda, Richard Bruton. En cuanto a sus avances como nación, el mandatario ha destacado una "ley de coalición" para lograr la neutralidad de emisiones por la que todos los ministerios deben rendir cuentas al Gobierno sobre el impacto de sus políticas.

contaminacion

Los países que forman parte de la unión deberán poner en marcha en sus legislaciones nacional los medios necesarios para alcanzar estos objetivos (Europa Press)

También ha destacado la importancia del Fondo Verde de ayuda a países en desarrollo. Bruton ha apelado, en este sentido, a la "responsabilidad" de las naciones en materia de cooperación. A su juicio, esta globalidad es, además, lo que esperan las nuevas generaciones que luchan contra el cambio climático.

RELACIONADO: La UE y EEUU deben asumir la mitad del coste para reparar el cambio climático en países en desarrollo

Mientras, la ministra de Medio Ambiente y Clima de Luxemburgo, Carole Dieschbourg, ha puesto cifras sobre la mesa. Su país sí recoge en una legislación nacional el objetivo de eliminar emisiones en 2050 y alcanzar en 2030 una reducción del 55% de estos gases, con respecto a las cifras que el país registró en 2005. Estos números, ha apuntado, "anticipan al alza la voluntad de la sociedad civil y las empresas" en esta materia y se conseguirá, según ha señalado, con "esfuerzos" en el transporte, a través del abandono de las energías fósiles o la transición a una economía circular.

REINO UNIDO ELIMINARÁ EMISIONES EN 30 AÑOS

De forma similar se ha expresado el responsable medioambiental de los Países bajos, Eric Wiebes que, en su caso, ha hecho un llamamiento a los estados para ponerse al día en sus legislaciones nacionales. "Nada os impide empezar con ellas", ha indicado para explicar, después, las acciones que su Gobierno ha llevado a cabo.

Además, ha animado a "no excluir al vulnerable" de esta lucha porque entonces, según ha indicado, "será difícil avanzar". En este sentido, también ha aconsejado coordinar acciones y comenzar las reducciones "sector por sector" para tener "una verdadera ambición".

Uno de los países con mayor uso del carbón en la UE, Reino Unido, también ha mostrado su compromiso en eliminar las emisiones en 2050. Su ministro de Cambio Climático, Ian Duncan, quien ha llamado a poner la ciencia "en el epicentro" de las políticas gubernamentales contra el cambio climático. El país que será el anfitrión de la próxima Cumbre del Clima en Glasgow (COP26) ha decidido, además, "duplicar la financiación internacional" y ha animado al resto de países a imitarles.

Finalmente, el ministro del Clima de Polonia, Adam Guibourgé, se ha reconocido como uno de los miembros de la UE que más contamina, en concreto, ha señalado que duplica la media europea. Por ello, no ha sido muy preciso en su discurso a la hora de poner objetivos, aunque sí ha señalado que su Gobierno está haciendo grandes esfuerzos en medidas de calidad del aire, impulso de las renovables, reducción del uso del plástico o generalizar el reciclaje deshechos.