Un albañil que ganó 124 millones en el Euromillón vuelve a trabajar para cumplir con sus clientes

Tiene varias obras contratadas y no quiere dejar a la gente 'tirada'

por Tu otro diario /


Hay personas que son responsables y cumplidoras por encima de toda circunstancia. Que se lo digan si no a los clientes de Steve Thompson, un albañil británico de 42 años que resultó agraciado con 105 milllones de libras (más de 124 millones de euros) en el Euromillón del pasado 19 de noviembre y que, pese a su nueva situación, ha vuelto esta semana a trabajar. Ahora es una de las personas más ricas de West Sussex, donde reside, pero no solo no se le caen los anillos po ponerse manos a la obra, sino que lo considera su deber. 

Steve y Lenka Thompson

Steve y Lenka Thompson celebran haberse convertido en millonarios (The National Lottery).

Cuando a Steve y a su mujer, Lenka, les hicieron entrega del cuantioso premio, el albañil apenas podía hablar de la emoción. Sin embargo, ya adelantó que no defraudaría a quienes le tenían contratado. También se definió como una persona a al que le gusta estar ocupada. 

RELACIONADO: Gana más de 4 millones en la lotería tras cambiar el número por otro que le recordaba a su ex

"Todavía tengo trabajos que terminar antes de Navidad. Mantendré mi palabra y los terminaré. No voy a colgar mi cinturón de herramientas, definitivamente no lo haré", ha declarado al periódico británico 'Daily Mirror'. Dicho y hecho: para sopresa de muchos, ya ha sido visto cargando cajas y conduciendo su vieja furgoneta amarilla camino del trabajo.  

RELACIONADO: Dos amigos se convierten en millonarios por partida doble gracias a un error con la lotería

También ha prometido que van a ser "generosos" y no solo con la familia y los amigos. "Mucha gente se va a beneficiar de esto. Todos van a tener una buena Navidad".

albanil

Steve y Lenka Thompson durante la entrega del premio (Captura de pantalla Sky News). 

Con todo, la vida de la familia ya ha empezado a cambiar. Quién sí ha dejado su trabajo como dependienta es la mujer de Steve, Lenka. Además, ya han anunciado que su primer plan será la compra de una casa para que sus tres hijos, de 8, 10 y 15 años, puedan tener cada uno su propia habitación.