Así es Project xCloud, la plataforma de juegos en la nube de Microsoft

La compañía busca conseguir lo más parecido a una experiencia Xbox portátil para plantar cara a Google Stadia

por Ismael Marinero /


El año pasado, Microsoft anunció que estaba trabajando en Project xCloud, un nuevo servicio de streaming que tiene como objetivo permitir jugar a juegos de primer nivel en cualquier dispositivo a través de la nube. El objetivo es aprovechar los centros de datos existentes de Microsoft en todo el mundo, mejorando los servidores con los componentes de varias consolas Xbox One y utilizándolos para ejecutar los juegos directamente en los dispositivos móviles de los usuarios, con el único requisito de una buena conexión a Internet.

Project-xCloud

La versión de prueba de Project xCloud está disponible desde octubre en Corea, Reino Unido y Estados Unidos (Microsoft)

Google se les ha adelantado con el lanzamiento de Stadia hace menos de un mes, pero, mientras la plataforma de los de Mountain View ha llegado con muy pocos títulos y algunos problemas de latencia, en Microsoft se están tomando el lanzamiento de Project xCloud con calma para pulir todos los detalles necesarios.

RELACIONADO: Xbox All Access, o cómo Microsoft pretende financiar el salto a la próxima generación de consolas

De hecho, en Corea, Estados Unidos y Reino Unido algunos usuarios llevan desde octubre probando el servicio con una versión preliminar limitada con cuatro juegos disponibles: Halo 5: Guardians, Gears 5, Killer Instinct y Sea of Thieves. Aunque no tiene fecha oficial de lanzamiento confirmada, en el pasado X019 miembros de la compañía aseguraron que a lo largo de 2020 llegará a Europa, a la espera de que se precisen cuestiones como el precio o el método de suscripción.

Lo que sí dieron a conocer son los 50 títulos que acompañarán a los cuatro iniciales, entre los que se encuentran grandes novedades como Halo Infinite o franquicias tan consolidadas como Forza. El goteo de nombres de juegos va a ser constante y es una de las grandes bazas de Project xCloud frente a Stadia, ya que en las pruebas han comprobado que el sistema puede transmitir 3.500 juegos desde la nube, con otros 1.900 títulos potenciales en camino, algunos de ellos exclusivos. La otra ventaja es que Microsoft cuenta con la base de jugadores que llevan años con una Xbox One o están suscritos a Game Pass, y que podrán jugar en Project xCloud a los títulos que ya tienen o compraron en su día.

En los últimas semanas también se ha confirmado otra novedad importante: el servicio será compatible con otros mandos Bluetooth, entre ellos los Dualshock 4 de PlayStation, y con Windows 10 para los que siguen prefiriendo el PC como plataforma de juegos.

RELACIONADO: Más noticias sobre Videojuegos

En un artículo publicado en Xbox Wire, uno de los responsables del proyecto, Kareem Choudhry, lo describió como "una visión del streaming de videojuegos que complementará el hardware de nuestra consola y dará a los jugadores más opciones sobre cómo y dónde jugar". Es decir, que la plataforma no interferirá con el lanzamiento de Project Scarlett, la consola llamada a sustituir a la Xbox One, sino que será un complemento más al alcance del jugador. "Estamos desarrollando el Proyecto xCloud no como un sustituto de las consolas de videojuegos, sino como una forma de ofrecer la misma capacidad de elección y versatilidad que disfrutan hoy en día los amantes de la música y el vídeo", afirma Choudhry.

El poderío en la nube de Microsoft es tal, gracias a sus centros Azure distribuidos en 140 países del mundo, que hasta su eterna rival Sony ha firmado con ellos un acuerdo para compartir y crear nuevas tecnologías relacionadas con el streaming de videojuegos, como las que la compañía nipona ya utiliza en su servicio PlayStation Now.