La impresionante recuperación de una mujer que estuvo más de seis horas en parada cardíaca

El equipo de rescate y el Servicio de Medicina Intensiva del hospital Vall d’Hebron de Barcelona lograron que la joven reviviera tras ingresar con una hipotermia severa que hizo creer a su marido que había muerto

por Tu Otro Diario, EFE /


Audrey Mash, una británica de 34 años, había salido junto a su marido, Rohan Schoeman, a pasar el día en la montaña en el valle de Núria, en el Pirineo catalán. Lo que se presentaba como una jornada de lo más tranquila se truncó en un grave suceso cuando el matrimonio fue sorprendido por una tormenta de nieve. Ella entró en tal estado de hipotermia (con una temperatura corporal de tan solo 18 grados) que entró en parada cardíaca. Rohan se quedó junto a ella hasta que llegó el equipo de rescate, conmocionado por estar convencido de que había fallecido.

Audrey Mash

Audrey Mash, este jueves, junto a uno de los especialistas que participaron en su rescate (EFE)

Lo más impactante del caso es que, hasta ahora, como informa 'La Vanguardia', se daba por muertas a las personas que se encontraban en el mismo estado que Audrey. De ahí que parte del equipo de rescate concluyera que no había nada que hacer por ella; aun así, dos de los especialistas de la operativa insistieron en reanimarla. Sin duda, su actuación fue clave para que esta joven vuelva a sonreir.

RELACIONADO: Médicos chinos salvan la vida de un niño tras cinco horas de masaje cardíaco

Tras esa primera intervención, la trasladaron al Vall d'Hebron, donde ingresó con una hipotermia severa que provocó que su corazón permaneciera parado, en total, seis largas horas, lo que le podría haber causado la muerte o, de haber sobrevivido, haberlo hecho con graves secuelas. Por suerte, salió del centro hospitalario once días después en perfecto estado. 

El Hospital Vall dHebron de Barcelona

Audrey ingresó en el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona con hipotermia severa y con tan solo 18 grados de temperatura corporal ((Jordi Ferrer / Wikimedia Commons)

Eduard Argudo, el médico del Servicio de Medicina Intensiva del hospital, ha explicado que ante la gravedad en la que llegó la mujer, decidieron aplicar por primera vez en un caso de hipotermia severa el dispositivo ECMO, que permite suplir la función cardíaca a través de un sistema que oxigena la sangre fuera del cuerpo y la devuelve al organismo después de controlar su temperatura con un circuito de agua.

RELACIONADO: Más noticias de Sanidad en 'Tu Otro Diario'

Con este sistema, el corazón volvió a palpitar después de más de seis horas sin que le haya quedado ninguna secuela neurologica a la paciente. Por eso, tanto el equipo del doctor Argudo como el de la operativa de rescate piden que se revise y se establezca un nuevo protocolo de actuación ante personas con hipotermia. Mientras, Audrey ha agredecido hoy públicamente el trabajo de los profesionales que le salvaron la vida: "Me ha parecido un milagro", ha comentado, feliz