El apoyo de su mujer, la despedida de la Moncloa... Así fueron los últimos días de Rajoy como presidente

Publica sus memorias, tituladas 'Mariano Rajoy. Una España mejor', en las que relata cómo vivió su última semana al frente de Gobierno no solo como político, sino también como padre de familia

por Tu Otro Diario /


El expresidente Mariano Rajoy publica sus memorias un año y medio después de haber salido de La Moncloa. Más allá del análisis político, uno de los momentos más emotivos del libro ('Mariano Rajoy. Una España mejor', de Plaza & Janés) son las líneas en las que relata cómo fueron sus últimos días al frente del Gobierno desde el desde el punto de vista personal. Destaca, sobre todo, la entrega y eficacia de 'Viri' -Elvira, su mujer- y las inquietudes de sus hijos, Mariano y Juan, propias de niños de su edad.

Mariano Rajoy

Mariano Rajoy acaba de publicar sus memorias, en las que explica cómo fueron sus últimos días como presidente del Gobierno (Europa Press/Archivo)

"El apoyo y la generosidad" de Elvira es lo que ha permitido que Rajoy se haya "podido dedicar a la política con la intensidad" que lo hizo "durante muchos años", según él mismo subraya en las memorias, así como "en el momento de salir del Gobierno".

RELACIONADO: Las emotivas palabras que Mariano Rajoy le ha dedicado a su mujer

"Ella siempre rechazó cualquier tipo de protagonismo público, pero realizó una labor callada y eficaz", señala el expresidente en referencia al papel de 'Viri' en la gestión organizativa y económica de la parte residencial de La Moncloa. Una diligencia que su marido alaba y que fue esencial para "desmontar una casa y organizar una mudanza en apenas cuatro días". 

Antes de la mudanza exprés y de su salida de la vida pública, Rajoy vivió, la última semana de mayo de 2018, unas intensas jornadas en el Congreso de los Diputados. "Sabía, con toda certeza, que aquel iba a ser mi último debate parlamentario", dice en referencia a su intervención del 31 de mayo, la anterior a la votación de la moción de censura presentada por el PSOE.

rajoyymujer2-gtres

Rajoy asegura que 'el apoyo y la generosidad' de Elvira, su mujer, han sido fundamentales en su carrera política (GTresonline/Archivo)

Su discurso fue por la mañana y, como consideró que su presencia en la sesión de tarde -en la que intervendría el candidato a la Presidencia- era "ociosa", anunció que no iba a asistir. "Pude haberme ido a casa, pero algunos compañeros propusieron montar una comida, algo que hacíamos habitualmente tras un debate parlamentario importante", explica. "Aquel día yo lo agradecí. Ellos prefirieron acompañarme y yo también prefería estar acompañado". 

RELACIONADO: Así fue la despedida de Mariano Rajoy ante el momento más amargo de su vida política

A la mañana siguiente se produjo la votación, en la que prosperó la moción de censura. A su salida del Congreso, volvió "por última vez como presidente del Gobierno a La Moncloa", donde 'Viri' "daba los últimos toques a la mudanza". Entretanto, pidió a Ketty, su secretaria, que convocara al personal del complejo para una copa de despedida. "No diré que fue una fiesta, porque no lo fue, pero sí me pareció una celebración de lo mucho que habíamos hecho por nuestro país", señala Rajoy. "El mejor colofón a unos días muy duros".

Mariano Rajoy y su familia

Rajoy, junto a su mujer, Elvira, y uno de sus hijos (GTresonline/Archivo)

Después, esa misma noche, "los Rajoy-Fernández volvimos a dormir en nuestra casa de Aravaca", añade. Pasó de sus preocupaciones como hombre de Estado a las de cualquier otro padre de familia, ya que su hijo pequeño, Juan, "parecía más afectado por el cambio". El motivo no era otro que la inquietud por no poder celebrar su cumpleaños. "Sus dudas fueron disipadas de inmediato y, unos días después, lo celebró en nuestra casa con todos sus amigos".

Su hijo mayor, Mariano, se fue, a la mañana siguiente de instalarse en Aravaca, de viaje de estudios "con toda normalidad", como tenía previsto. "La política española sigue su curso sin mí y yo sigo mi vida razonablemente feliz. Agradezco las muestras de cariño con que la gente me obsequia y trato de compensar a mi familia de todas las ocasiones que les hurté".

Gracias a la política, ha adquirido "conocimientos, amigos, experiencias, emociones, algún disgusto y muchas alegrías", dice. "Tuve la oportunidad de servir a mi país en momentos extraordinarios […] Afortunadamente, la España que entregué no se parece a la que recibí; esa es mi mayor recompensa".