Nuevos hologramas que se pueden ver, oír y tocar

Científicos británicos descubren una manera asequible de crear y reproducir imágenes en 3D con sonido y sensaciones táctiles

por Ismael Marinero /


Ahora que se codean con estrellas de la música o participan en mítines políticos, los hologramas que utilizan proyecciones y espejos tienen un nuevo competidor, procedente de una investigación de la Universidad de Sussex, que permitirá tocar y sentir las imágenes digitales. En un artículo publicado en la revista Nature y en una exhibición llevada a cabo en la propia universidad, los investigadores mostraron una mariposa batiendo sus alas, una cuenta atrás con grandes números y un globo terráqueo giratorio, imágenes holográficas en 3D creadas gracias a un ingenioso dispositivo en el que intervienen ultrasonidos, luces LED y una minúscula esfera de poliestireno.

Holograma-MATD

Los investigadores recrearon el movimiento de una mariposa desplazándose por el aire (University of Sussex)

El aparato en cuestión se llama Multimodal Acoustic Trap Display (MATD) y utiliza un campo 3D de ondas de ultrasonido para hacer levitar y mover a altas velocidades la pelota de poliestireno para trazar formas complejas en el aire. De hecho se mueve tan rápido, a velocidades superiores a los 30 km por hora, que en menos de una décima de segundo permite al ojo humano percibir el objeto en cuestión. A esa velocidad el cerebro no ve el movimiento, sólo la forma completa que se crea. Los colores son añadidos por LEDs incorporados que iluminan la esfera a medida que ésta se desplaza.

RELACIONADO: El holograma, la nueva estrella de la música

La versión más básica del dispositivo crea animaciones en color en 3D, pero en la revista Nature los científicos describen cómo lo han mejorado para producir sonidos y respuestas táctiles a quien interacciona con la imagen. El habla humana o el acompañamiento musical son factibles gracias a las vibraciones y longitudes de onda que el dispositivo puede generar en la cuenta de poliestireno a medida que ésta se mueve. Otro truco permite que el holograma sea táctil al manipular el campo ultrasónico para crear una especie de botón virtual en el aire.

El prototipo utiliza una sola esfera de poliestireno y puede crear imágenes dentro de un cubo de aire de 10 cm de ancho, pero en el futuro los expertos podrían utilizar transductores más potentes para hacer animaciones más grandes y emplear varias esferas a la vez, aunque todavía hay numerosos desafíos técnicos por solventar. En cualquier caso, se trata de un método que emplea elementos electrónicos muy asequibles ya disponibles en el mercado, que no suponen un gran desembolso ni implican una costosa investigación.

RELACIONADO: Más noticias sobre Tecnología

Según cuenta en The Guardian el profesor Euman Freeman, que ha participado en el desarrollo de la idea, "lo interesante del contenido táctil es que se crea utilizando ondas de ultrasonido. A diferencia de las vibraciones simples con las que la mayoría de la gente está familiarizada a través de los smartphones o las consolas de videojuegos, las ondas de ultrasonido se mueven a través del aire para crear patrones precisos. Esto permite experiencias multimedia en las que los objetos que se sienten son tan ricos en matices y dinámicos como los objetos que se ven en la pantalla".

Ryuji Hirayama, que colaboró en la construcción del dispositivo, considera que este es solo un paso hacia sistemas más sofisticados. "Creo que en el futuro nos permitirá interactuar con nuestra familia y amigos como si estuvieran cerca, de modo que se puedan ver, tocar y escuchar aunque estén lejos". Gracias al MATD, pasaríamos de la videollamada a la "holollamada". Un avance que también tendría consecuencias y abriría numerosas posibilidades en campos como la medicina, la industria, la comunicación o el entretenimiento, ya que permitiría experimentar objetos virtuales indistinguibles de los objetos físicos que simulan.