Las palabras de Juan Carlos Quer a 'El Chicle' que le han costado la expulsión de la sala

Este viernes se está visualizando la reconstrucción de los hechos y el padre de la víctima no ha podido soportar la tensión del momento

por EFE, Tu Otro Diario /


La sesión de este viernes en la Audiencia Provincial de A Coruña, en Santiago de Compostela, en el juicio a José Enrique Abuín, 'El Chicle', por el crimen de Diana Quer se ha visto marcada por el tenso momento en el que el padre de la víctima, Juan Carlos Quer, se ha dirigido al acusado: "¡Podía haber sido tu hija!", le ha espetado. En ese momento, el juez Ángel Patín le ha pedido que abandonara la sala, lo cual ha procedido a hacer tras disculparse. 'El Chicle', con la cabeza gacha todo el tiempo, no lo ha mirado en ningún momento.

Juan Carlos Quer

Juan Carlos Quer ha asistido a todas las sesiones celebradas hasta ahora (Gtresonline)

La jornada de este viernes estaba dedicada a la reconstrucción de los hechos. El empresario se ha enfrentado al autor confeso de la muerte de su hija, justo en el momento en el que en el vídeo se veía a Abuín Gey, tras mostrar la manera en la que había atado los cables a los lastres, introducir al maniquí empleado en esta diligencia en el pozo en el que Diana permaneció durante 496 días.

 

RELACIONADO: Los forenses señalan el arma homicida y desmontan la versión de 'El Chiche' sobre la muerte de Diana Quer

El magistrado presidente del tribunal del jurado que debe dirimir el grado de culpabilidad del Chicle le solicitó a Quer que saliese. Hasta el momento había asistido a todas las sesiones (esta es la novena), y en todas ellas había logrado mantener la compostura, a pesar de la dureza de algunos testimonios y las declaraciones de los expertos

El Chicle

'El Chicle' durante el juicio por la muerte de Diana Quer (Europa Press).

Una de las jornada claves se ha producido este jueves cuando los forenses se han puesto de acuerdo con que la muerte no pudo ser accidental y señalaron como arma homicida más probable una brida de plástico como la que fue encontrada por la Policía en el pozo y que tenía prendidos cabellos de la víctima. Los dos equipos no se pusieron no obstante de acuerdo sobre la existencia de pruebas que puedan acreditar que se produjo una violación, un aspecto clave para la condena a prisión permanente revisable que reclaman las acusaciones.