Los peligros y vulnerabilidades del 5G

La red que sustituirá al 4G es más rápida y segura pero no está exenta de riesgos

por Ismael Marinero /


La llegada del 5G, la tecnología que puede revolucionar la telefonía y las conexiones móviles a Internet, no ha dejado de generar noticias desde que se pusiera en marcha a principios de este año. Aunque está tardando en implantarse (en España de momento sólo está a disposición de los usuarios de Vodafone), el 5G promete banda ancha móvil hasta 1000 veces más rápida que la actual, gran capacidad de conexiones simultáneas, menor consumo energético y una mayor fiabilidad. Sin embargo, la nueva red todavía tiene por delante varios desafíos relacionados con la privacidad y la seguridad, mientras siguen extendiéndose las dudas sobre la conveniencia de permitir que sean empresas como Huawei las encargadas de ponerla en marcha en Europa y Estados Unidos.

5G-CES

Varios asistentes a una presentación de tecnología 5G en la feria CES (Getty Images)

Una nueva investigación, llevada a cabo por expertos en ciberseguridad de las Universidades de Purdue y Iowa, ha puesto de manifiesto 11 brechas en el protocolo desconocidas hasta ahora, que pueden ser utilizadas por ciberdelincuentes para beneficiar sus oscuros intereses. Y eso a pesar de que, al menos sobre el papel, la tecnología 5G se considera más segura que su predecesora, entre otras cosas porque es capaz de resistir los ataques que aprovechan los protocolos más antiguos, 2G y 3G.

RELACIONADO: ¿Tienes un problema de ciberseguridad? Llama al 017

Para poner de manifiesto las debilidades y riesgos del 5G, los equipos de Iowa y Purdue programaron un software, llamado 5GReasoner, que les permitió encontrar vulnerabilidades desconocidas hasta la fecha. La principal es que desde una estación de radio maliciosa, un hacker puede llevar a cabo varios ataques contra los teléfonos de sus potenciales víctimas, tanto para su vigilancia como para la interrupción del servicio.

En uno de los ataques simulados con 5GReasoner, los investigadores pudieron obtener identificadores de red temporales del teléfono del objetivo, lo que se puede ser utilizado para rastrear la ubicación del terminal, o incluso secuestrar el canal de llamada para emitir falsas alertas de emergencia. Esto podría conducir a un "caos artificial", aseguran, similar al que se produjo cuando una alerta de emergencia enviada erróneamente advirtió que Hawai estaba a punto de ser alcanzado por un misil balístico de Corea del Norte. Otro ataque podría ser utilizado para denegar el servicio de red de manera prolongada a un teléfono o usuario concreto.

En algunos casos, estos defectos o brechas del 5G podrían utilizarse para degradar una conexión a un estándar menos seguro, lo que haría posible que los hackers -y los cuerpos de seguridad- realicen tareas de vigilancia y accedan a conversaciones y mensajes privados. Todas estas vulnerabilidades podrían ser “explotadas por cualquier persona con conocimientos prácticos de las redes 4G y 5G y una radio de bajo coste a través de software específico”, aseguró Syed Rafiul Hussain, uno de los coautores de la investigación.

RELACIONADO: Más noticias sobre Tecnología

Hussain y los demás miembros de su equipo notificaron todos estos riesgos potenciales a la GSM Association (GSMA), organismo comercial que representa a los operadores móviles y compañías relacionadas con las redes en todo el mundo. Claire Cranton, portavoz de la asociación, aseguró que las vulnerabilidades fueron "juzgadas como nulas o de bajo impacto" y dejó en el aire la posibilidad de que sean corregidas antes de la expansión a nivel internacional del nuevo protocolo. A pesar de ese veredicto, "demasiado vago y poco prudente" según los investigadores, ellos seguirán buscando nuevos riesgos del 5G de cara al futuro, con el objetivo de conseguir un protocolo más seguro y fiable.