Condenan a Ryanair por cobrar a una pasajera por el equipaje de mano

La compañía anuncia que, pese a la sentencia, no se producirán cambios en la política de equipajes

por Europa Press /


El juzgado de lo Mercantil número 13 de Madrid ha condenado a Ryanair a devolver 20 euros a una pasajera a la que se obligó a pagar para volar con su equipaje de mano. La pasajera viajaba de Madrid a Bruselas con un "bolso de mujer" y una maleta de peso inferior a diez kilos. Ryanair solo permite viajar con este equipaje en la cabina a los pasajeros que hayan adquirido sus billetes como 'priority' y, al comprobar que la pasajera no disponía de él, se le requirió el pago de esta cantidad. La sentencia considera "abusiva" la medida de Ryanair, ya que "cercena los derechos que el pasajero tiene reconocidos" en la Ley Nacional del Transporte y "generar un grave desequilibrio de prestaciones entre las partes contratantes en perjuicio del consumidor".

rynanairavionesEP

Ryanair se excusa afirmando que la sentencia solo responde a un 'caso concreto que se ha malinterpretado' (Europa Press)

Por su parte, la compañía ha asegurado que la sentencia  "no afectará" a su política de equipajes. "Esta sentencia no afectará a la política de equipaje de Ryanair, ni en el pasado ni en casos futuros" han indicado en declaraciones a Europa Press. Además, han defendido que "se refiere a un caso concreto que ha malinterpretado" su libertad comercial de determinar el tamaño del equipaje de cabina a bordo de sus aviones.

RELACIONADO: Ryanair retira algunos Boeing 737, tras detectar grietas en 'un número muy pequeño' de aviones

Desde la plataforma legal 'online' de defensa de los pasajeros Reclamador.es, se ha aplaudido la sentencia condenatoria porque "pone el foco en una práctica abusiva" que "ha de ser desterrada". Afirman que aunque la sentencia "no tiene por objeto la declaración de nulidad de ninguna cláusula contractual" sino la devolución del importe, "marca el camino de casos semejantes" en los que se piden cantidades adicionales que sirven "para aumentar el precio del billete al imponer restricciones ficticias y no amparadas en norma alguna"