Pablo Casado ofrece dar estabilidad a un Gobierno de Pedro Sánchez con pactos puntuales

El líder del PP considera que el presidente en funciones debe intentar 'desbloquear una investidura para hacer políticas de Estado'

por EFE /


El líder del PP, Pablo Casado, se ha ofrecido este miércoles para dar estabilidad a un Gobierno del presidente en funciones, Pedro Sánchez, a través de pactos puntuales sobre cuestiones de Estado, si consigue superar una "investidura circunstancial" con el apoyo de Podemos. En declaraciones a su llegada esta tarde al XXVI Congreso del PPE en Zagreb (Croacia), ha insistido en que el PP no va a facilitar la investidura de Pedro Sánchez, a quien incluso ha pedido que "dé un paso atrás" por coherencia, tras la sentencia de los ERE que ha condenado a los socialistas José Antonio Griñán y Manuel Chaves.

Pablo Casado

Pablo Casado, líder del PP (EFE).

Pero ha diferenciado entre investidura y gobernabilidad, y se ha mostrado dispuesto a facilitar la segunda mediante pactos de Estado en su papel de principal partido de la oposición. "A Sánchez no podemos cambiarle", ha dicho el líder del Partido Popular, porque es muy difícil que el PP consiga "lo que no consiguieron ni sus barones ni sus afiliados" pero sí se ha mostrado dispuesto a "darle garantía de estabilidad y gobernabilidad y que se aclaren si pueden entre ellos", con Podemos y entre los propios militantes del PSOE. Por eso, ha considerado que el presidente en funciones debería intentar "desbloquear una investidura para hacer políticas de Estado" a través de pactos de pactos posteriores con el PP.

RELACIONADO: El PSOE revela la pregunta para que la militancia apoye el pacto Pedro Sánchez-Pablo Iglesias

Pablo Casado ha explicado que los pactos que ofrece a Pedro Sánchez son los mismos que le propuso en su primera reunión en La Moncloa y se refieren a los presupuestos estatales, la aplicación de la Constitución para resolver la crisis en Cataluña, la negociación del Pacto de Toledo, la educación o la lucha contra la violencia de género. El líder del PP no había comparecido ante los medios de comunicación desde el pasado martes, cuando hizo una declaración, tras el Comité Ejecutivo Nacional del partido sobre el preacuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos, pero en aquella ocasión no respondió a preguntas de los medios de comunicación.

RELACIONADO: Resultados electorales: El PSOE gana pero pierde tres escaños, el PP crece, Vox se dispara, y Cs se hunde

En su rueda de prensa de esta tarde, ha mantenido su postura de entonces contraria a facilitar una investidura de Pedro Sánchez, porque considera que el PP es la única alternativa si fracasa su Gobierno y "unir ahora mismo la solución con el problema sería una irresponsabilidad porque sería imposible salir de este atolladero". También ha lanzado duras críticas contra el presidente en funciones, a quien ha reclamado que "asuma su responsabilidad" ante la sentencia de los ERE y aplique ahora "el mismo baremo" que cuando presentó la moción de censura contra Mariano Rajoy tras la sentencia del caso Gürtel.

Para el lider del PP está claro que el caso de los ERE en Andalucía "sí que afecta al PSOE" y Pedro Sánchez debería dar también explicaciones de por qué se ha "atrasado" hasta después de las elecciones esta sentencia que hace que no sea el "candidato idóneo" para presentarse a la investidura. Así, ha recriminado que Pedro Sánchez se haya "autoproclamado" candidato y que se haya dado "mucha prisa" por cerrar un preacuerdo de Gobierno con Unidas Podemos, algo que es una "irresponsabilidad" que ha instado a los militantes del PSOE a rechazar en la consulta que realizará el partido este fin de semana.

RELACIONADO: ERC sigue manteniendo su rechazo a la investidura de Pedro Sánchez

Por lo que respecta a la posibilidad de que Vox pueda formar parte de la Mesa del Congreso, tras conseguir 52 diputados en las últimas elecciones, Pablo Casado se ha mostrado dispuesto a negociarlo ya que "el PP nunca va a participar de cordones sanitarios frente a partidos constitucionalistas" y no está por excluirlos. Ha puntualizado que su partido no va a negociar nada con los partidos independentistas que se han situado "en la ilegalidad y en la inconstitucionalidad", pero aparte de esta reserva, no está dispuesto a establecer ningún cordón sanitario a otros partidos. "No vamos a hacer lo que criticamos", ha concluido.