Cómo preparar el coche para el mal tiempo: esto es todo lo que tienes que revisar

Si quieres circular con tu coche en invierno sin problemas, tendrás que vigilar y poner a punto algunos de sus elementos clave. Te recordamos cuáles son

por Elena S. Bartolomé /


A medida que se acerca el invierno, las temperaturas medias comienzan a descender. Los termómetros arrojan cifras lo suficientemente bajas como para que tu coche se resienta, sobre todo si está en las mismas condiciones que hace unos meses cuando las temperaturas eran más cálidas. Por lo tanto, si quieres circular con tu vehículo sin problemas, tendrás que vigilar y poner a punto algunos de sus elementos clave. La Dirección General de Tráfico da algunos consejos muy recomendables para saber cómo preparar tu coche para el mal tiempo. Y es que un automóvil correctamente mantenido, se podrá enfrentar a cualquier situación sin importar los años que acumula.

invierno1

Unas ruedas a punto son claves cuando hay que conducir con mal tiempo (Gtres).

Revisa los neumáticos

Es un elemento al que hay que prestar atención cada vez que salgamos de viaje y periódicamente en nuestro día a día, pero esta revisión se hace más necesaria cuando llega el mal tiempo. Unas ruedas en buen estado tienen mejor agarre y evacuan el agua más fácilmente. De esta forma, comprueba que tienen la presión adecuada, que su dibujo es de 1,6 milímetros (es el mínimo legal, pero lo recomendable es 3 milímetros), que no tenga grietas ni abolladuras y que no estén cristalizados.

Por otro lado, si vas a usar neumáticos específicos de invierno, ten en cuenta que tienes que llevarlos desde octubre hasta marzo. No olvides que existen ruedas ‘all season’, es decir, mixtas con las que puedes circular todo el año sin tener que hacer cambios. Y asegúrate de saber poner las cadenas.

Echa un ojo a la batería

Con el mal tiempo, la batería tiene que trabajar con más exigencia de lo habitual: luces, limpiaparabrisas, luneta térmica… Si no usas el coche a diario, si el vehículo tiene más de 10 años o llevas más de 3 con la misma batería, atento. Tendrás que pasar por el taller para que comprueben si su estado es el correcto.

invierno2

Con mal tiempo, es vital ver y ser vistos (Gtres).

Controla el limpiaparabrisas

Es un elemento que funciona más cuando hay mal tiempo así que hay que revisarlo bien. Además de echar un vistazo al estado de las gomas para saber si funcionarán correctamente, también hay que tener presente el líquido. Revisa su nivel y si puedes, usa uno específico porque el agua se congela cuando la temperatura es inferior a cero grados. 

Luces brillantes y en su sitio

Al tener menos horas de luz solar, vamos a emplear más las luces. Invierte tiempo en comprobar que todos los grupos ópticos (exteriores e interiores) funcionan perfectamente. Si aprecias que los faros delanteros empiezan a amarillear o el plástico ha dejado de ser transparente para ser mate, tendrás que pulirlos. Y no olvides revisar la altura de las luces delanteras.

Relacionado: Siete consejos para conducir con mal tiempo y no jugártela

Comprueba los frenos

Los datos de la DGT aseguran que los frenos en mal estado son la segunda razón de origen mecánico que más accidentes provoca. Razón más que de sobra para revisar los discos, las pastillas y el líquido; lo puedes hacer tú o puedes acudir a un taller.

Aire acondicionado o climatizador a punto

Uno y otro son necesarios para evitar que los cristales se empañen cuando fuera las temperaturas están cayendo en picado. Así que después de un intensivo uso veraniego, tendrás que comprobar su circuito, la carga, los filtros, el ventilador…