Sigue la tensión entre Gaza e Israel tras largas horas de escalada

En total, han muerto ocho milicianos palestinos, además de al Ata y su mujer, lo que ha elevado la cifra de víctimas mortales a diez

por EFE /


El Ejército israelí ha seguido con bombardeos de represalia sobre objetivos de Yihad Islámica en Gaza, tras dos centenares de cohetes lanzados de la franja a Israel este martes en un nuevo repunte de tensión por un ataque selectivo israelí que mató a un líder del brazo armado del grupo palestino. "Hace poco, aviones del Ejército atacaron objetivos terroristas de Yihad Islámica", ha informado un portavoz militar, que agregó, los bombardeos alcanzaron "lanzadores de cohetes, infraestructuras subterráneas y salas de operaciones" militares del grupo. En otro incidente, la aviación atacó a milicianos en el norte del enclave "que lanzaban proyectiles hacia territorio israelí".

Gaza-Israel

El Ejército israelí ha seguido con bombardeos de represalia sobre objetivos de Yihad Islámica en Gaza(EFE).

Hasta entrada la noche del martes, las sirenas siguieron sonando en comunidades israelíes cercanas a Gaza y se dejaron de escuchar un poco antes de medianoche, lo que llevó una relativa calma a la zona. Durante el día, se registraron al menos 190 cohetes lanzados desde Gaza, docenas de los cuales fueron interceptados por el sistema de defensa antiaérea Cúpula de Hierro. Esta nueva escalada de tensión se produjo después de un ataque selectivo israelí que mató al líder del brazo armado de Yihad Islámica, Bahaa al Ata, al que Israel señala como responsable de ataques futuros y anteriores contra sus comunidades.

RELACIONADO: Israel bombardeó a Gaza en respuesta a los cohetes contra la ciudad de Tel Aviv

La precisa ofensiva que acabó con el cabecilla de los Batallones de Al Quds y su esposa desencadenó el lanzamiento de ráfagas de proyectiles que milicianos palestinos arrojaron desde primera hora del martes hacia el sur y centro de Israel, los cuales no provocaron víctimas mortales, pero que pusieron el país en estado de alerta. Durante la jornada, los intensos ataques de represalia israelíes en Gaza se centraron sobre unidades palestinas dispuestas a lanzar cohetes y contra puestos de observación, complejos de entrenamiento militares o fábricas y almacenes de armas de Yihad Islámica.

En total, ocho milicianos palestinos han muerto, además de al Ata y su mujer, lo que ha elevado la cifra de víctimas mortales a diez. El primer ministro en funciones, Benjamín Netanyahu, que insistió en que Israel intenta rebajar la escalada, se reunió con el recién nombrado titular de Defensa, Naftali Benet, y altos cargos militares y de inteligencia para seguir los acontecimientos. Las autoridades dieron instrucciones de seguridad especiales en las áreas colindantes con la franja y el centro del país, donde muchas escuelas y centros educativos no abrirán en las próximas horas y la población seguirá a resguardo como medida preventiva.

RELACIONADO: Más información acerca de conflictos internacionales en 'Tu Otro Diario'

Gaza está bajo bloqueo israelí desde 2007, cuando el movimiento islamista Hamás tomó su control por la fuerza. Israel hace responsable de los ataques procedentes del enclave a este grupo, contra el que suele dirigir sus bombardeos, pero la ofensiva de este martes se ha centrado en Yihad Islámica. Según el periódico local Haaretz, que cita a oficiales del aparato de defensa, Israel no ha atacado por ahora objetivos militares de Hamás para evitar que este se sume a los ataques.