Albert Rivera, un abogado aficionado a las motos que llegó a la política por azar

A punto de cumplir 40 años, el hasta ahora líder de Ciudadanos ha dicho adiós a la política tras un duró revés en las urnas

por Tu otro diario /


Llegó a la política un poco por casualidad, tal y como ha señalado él en más de una ocasión, y ahora tras trece años al frente al frente de Ciudadanos ha decidido poner fin a esta carrera. Albert Rivera dejó de lado su trabajo como abogado en LaCaixa,  con el gran objetivo de combatir los nacionalismos y lo hizo posicionándose en la primera fila de este proyecto político de centro liberal a cuya presidencia llegó por azar el 9 de julio de 2006, al ser elegido por orden alfabético. “En aquel momento todavía no era padre, vivía emancipado, trabajando y estudiando a la vez y me eligieron presidente de una plataforma que no tenía ningún futuro, que se llamaba ciudadanos, una plataforma que tenía 0 escaños y que nadie confiaba en ella, pero unos cuantos locos muy cuerdos o cuerdos muy locos montamos un proyecto político que defendía la libertad, la unión entre españoles, la regeneración democrática y la responsabilidad en los asuntos de estado” ha explicado el mismísimo Albert, quien sacó su primer escaño como diputado en el Parlamento de Cataluña en las elecciones autonómicas de noviembre de 2006. 

Albert Rivera

Orgullo de estos resultados y apoyado por un equipo que creía en el cambio, en los comicios del 20 de diciembre de 2015 dio el paso de presentarse a sus primeras elecciones generales logrando un excelente resultado con 40 escaños. En junio de 2016, retrocedió hasta los 32 diputados, aunque logró convertirse en el hombre clave para la investidura de Mariano Rajoy firmando un pacto que dio visibilidad a las propuestas de su partido. En sus terceras elecciones generales, el pasado 28 de abril, Ciudadanos no consiguió su objetivo de adelantar al PP, pero se quedó a algo más de 200.000 votos. En los elecciones de ayer, sin embargo, Ciudadanos sufrió su mayor varapalo perdiendo 2,3 millones de votos y 47 escaños, resultado que no solo ha llevado a Albert a dimitir como líder de la formación naranja, sino a abandonar la política.

Albert Rivera

Competitivo, risueño, cercano y directo, Albert Rivera nació en Granollers, Barcelona, el 15 de noviembre de 1979- la semana que viene cumplirá 40 años- de raíces andaluzas, su madre es natural de Málaga, el ex político vive actualmente en Madrid, donde ha establecido su residencia junto a su actual pareja, la cantante Malú, aunque viaje habitualmente a Barcelona para ver a su hija, Daniela, nacida de su anterior relación con Mariona Saperas. “Los fines de semana con mi hija Daniela son sagrados. Mi equipo siempre lo ha sabido y lo han respetado. Saben que si paso tiempo con mi hija después pueden exprimirme al máximo” declaraba Albert. 

Albert Rivera

Muy aficionado a las motos, Albert jugó durante ocho años en el equipo de waterpolo de la Universidad Ramón Llul y es un apasionado de todos los deportes en general, pero sobre todo le gusta ser dueño de su tiempo libre. “Siempre intento buscar pequeños ratos para ir al cine, salir a cenar o hacer una escapada de fin de semana. Cuando tenemos actos fuera de Madrid, intentó ir a nadar a la piscina del hotel si la hay o salir a correr un rato” señalaba el ya expolitico. 

Licenciado en Derecho y Master en Derecho por el centro privado de Esade. el catalán ganó la “Liga de Debate Universitario” a nivel nacional, cursó un año en la Universidad de Helsinki (Finlandia) con la beca Erasmus y también se formó en la Universidad George Washington, en Estados Unidos, donde realizó un curso de marketing político. Criado en el barrio de la Barceloneta, sus padres eran dueños de una tienda de electrodomésticos en la que más de una vez tuvo que echar una mano.

Albert Rivera y Malu

Lector empedernido, en vacaciones ha confesado "devorar" libros,  y dos de sus favoritos son El factor humano sobre Nelson Mandela escrito por John Carlin y Sapiens de Yuval Noah Harari. En cuando a cual es su película preferida, Albert no puede quedarse sol con una y le encanta Philadelphia y Mystic River, asi como la serie de  Borgen y Sucesor designado.

Ahora,y  tras cerrar la puerta de la política, el que fuera líder de Ciudadanos ha señalado que centrará en los suyos,  y en recuperar parte del tiempo "perdido" durante estos años en su parcela más personal. "La vida es mucho más que la política. Tengo vida, la tuve y la tendré más allá de la política. (...) Creo que ha llegado al momento de servir a otra gente: a mis padres, a mi hija, a mi pareja, que ha estado a mi lado aguantándolo todo, a mis amigos... Como la vida sigue y las cosas pasas, quiero seguir siendo feliz".