Sergio, el afortunado bebé de Salamanca con ocho bisabuelos

Todos ellos asistieron, ilusionados, al bautizo del pequeño

por Tu otro diario /


A sus cuatro meses de edad, Sergio es un afortunado bebé que logró reunir a cuatro generaciones completas de familiares el día de su bautizo, que se celebró el pasado 29 de septiembre en Anaya de Alba (Salamanca). Junto a él estuvieron no solo sus padres y sus abuelos, sino también sus ocho bisabuelos (Miguel, Macu, Enrique, Teresa, Cesáreo, Primitiva, Ángel y Mariana) algo tan poco habitual que lo ha llevado a salir incluso en la televisión. 

Sergio y sus ocho bisabuelos

Sergio, junto a sus ocho bisabuelos y sus padres el día de su bautizo, el pasado 29 de septiembre en el municipio salmantino de Anaya de Alba (Captura de pantalla de Informativos Telecinco)

"Están todos como locos" con él, dice Marta, la orgullosa mamá en Informativos Telecinco. Sergio es, además, el primer bisnieto para los ocho y, como no podía ser menos, les ha colmado de ilusión. Los bisabuelos maternos viven en Zamora y los paternos, en diferentes municipios de Salamanca, pero no es impedimento para ir a visitarlo todo lo que pueden.

RELACIONADO: Más noticias sobre personas mayores en 'Tu Otro Diario'

Por suerte, gozan de buena salud y no dudan en subirse a los autobuses de línea para desplazarse a la localidad en la que vive el pequeño junto a sus padres, Carbajosa de la Sagrada, también en Salamanca. "Me llevo una alegría cuando le veo" reconoce el bisabuelo Miguel.

Los bisabuelos de Sergio

Los bisabuelos de Sergio se desplazan a menudo para verlo, aunque viven en distintas ciudades (Captura de pantalla de Informativos Telecinco)

Sergio era un bebé muy deseado. Marta y su pareja, Abel, llevaban tres años viviendo juntos cuando ella se quedó en estado, pero tuvo un embarazo muy complicado. Aunque el niño nació prematuro, pronto cogió el peso adecuado y su extensa familia lo recibió con más ilusión aún si cabe. "Estamos encantados de la vida y con una ilusión grandísima", dice Teresa.

El deseo ahora de estos bisabuelos (con edades comprendidas entre los 86 y los 74 años) lo deja muy claro Cesáreo: "Le pedimos a Dios que nos deje verle hacer la Comunión". Prometen que, si es así, lo celebrarán por todo lo alto. Sergio, entonces, será consciente de lo afortunado que es por tenerlos a todos ellos con él.