La realidad virtual del futuro: sin cables y capaz de modificar el mundo a nuestro alrededor

Microsoft presenta los avances de DreamWalker, un sistema de realidad virtual que transforma el entorno por el que caminas

por Ismael Marinero /


Pese a sus constantes avances, la realidad virtual sigue siendo una tecnología con mucho desarrollo por delante, tanto en términos de entretenimiento como de utilidad. Por eso, grandes y pequeñas compañías tecnológicas siguen experimentando y poniendo a prueba los límites a los que puede llegar, como es el caso de Microsoft y su proyecto DreamWalker. Desarrollado por un equipo de investigadores liderado por Jackie Yang, el sistema tiene en cuenta el camino que vas a recorrer en el mundo real y crea un trayecto comparable en realidad virtual, para que puedas caminar desde tu casa al trabajo con la sensación de estar paseando, por ejemplo, por Manhattan.

dreamwalker

Uno de los participantes en el ensayo, paseando por el campus de Microsoft con el prototipo de DreamWalker (Microsoft)

Si la idea de ponerte unas gafas de realidad virtual y caminar con la visión obstruida a través de una ciudad real suena suicida, es sólo porque la tecnología aún no ha alcanzado todo su potencial. Un vídeo recientemente publicado de DreamWalker muestra cómo la empresa espera convertir los paseos del mundo real en experiencias virtuales, utilizando una combinación de cámaras, sensores hápticos y datos a través de GPS para evitar obstáculos peligrosos.

RELACIONADO: Zero Latency, zombis, robots y realidad virtual de alta gama

Equipados con un prototipo -una mochila con un PC, gafas de realidad virtual y auriculares, entre otros componentes- ocho participantes en el ensayo caminaron durante 15 minutos por el campus de Microsoft mientras veían tres entornos distintos: Nueva York, una playa y un pueblo en la frontera con México. Cada entorno utiliza varias pistas visuales para alejar a los usuarios de los obstáculos. Por ejemplo, en las calles en torno a Times Square aparecen bloques de hormigón para sugerir la presencia de objetos que podrían entorpecer la marcha o incluso causar lesiones. El sistema también detecta hacia dónde se dirige la mirada del usuario, para identificar en qué lugares están enfocando su atención y ejecutar cambios en el entorno sin que aparezcan y desaparezcan los objetos virtuales de improviso.

El elemento más interesante de la investigación es la capacidad del prototipo de analizar el entorno en tiempo real, es decir, cómo el sistema de rastreo de Microsoft es capaz de identificar impedimentos como bancos y farolas, y dirigir a los usuarios lejos de ellos. Además de obstáculos virtuales, peatones incluidos, el sistema utiliza flechas amarillas para indicar rutas seguras, lo que permite a los usuarios disfrutar de la experiencia y los beneficios para la salud de dar un paseo sin el aburrimiento de ver los mismos lugares de siempre en sus caminatas diarias.

RELACIONADO: Más noticias sobre Tecnología

De las primeras etapas de la realidad virtual, en las que era necesario un equipo voluminoso lleno de cables y sin apenas movilidad, los investigadores ahora están trabajando con mayores posibilidades derivadas de la evolución del hardware y de nuevos sensores para la entrada de datos. El resultado es un nuevo conjunto de desafíos que requieren enfoques innovadores para responder algunas de las preguntas más frecuentes en cuanto a lo que la realidad virtual es capaz de hacer, si puede salir al exterior y cómo los seres humanos pueden vivir esa experiencia.

Microsoft asegura que DreamWalker está explorando "un futuro en el que la gente pase mucho más tiempo en la realidad virtual, incluso durante los momentos en que caminan entre lugares del mundo real". Podría ser un capítulo de Black Mirror, pero está más cerca de ser real de lo que creemos.