Irán empieza el proceso para enriquecer uranio al 5 % en la planta de Fordo

El país puede producir por encima del límite de enriquecimiento establecido debido a un acuerdo en el que se permite el levantamiento de sanciones internacionales a Irán a cambio de no construir la bomba atómica

por EFE /


Irán comenzó este miércoles el proceso para enriquecer uranio al 5 % en la planta nuclear de Fordo mediante la inyección de gas en las centrifugadoras, en el marco del cuarto paso de la reducción de sus compromisos nucleares. Según informó la agencia local ISNA, ya se ha trasladado un tanque con unos 2.000 kilos de hexafluoruro de uranio (UF6) de la planta de Natanz a la de Fordo para inyectar el gas en las centrifugadoras. Este proceso se está realizando en presencia de los inspectores del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), encargados de supervisar el programa nuclear iraní.

uranio

El límite de enriquecimiento del uranio a nivel global marca un máximo del 3,67 por ciento (EFE)

El jefe de la Agencia de la Energía Atómica de Irán (AEAI), Alí Akbar Salehí, explicó el martes por la noche que en Fordo se enriquecerá uranio "hasta el 5 %", así como isotopos estables. El acuerdo nuclear firmado en 2015 entre Irán y seis grandes potencias, y del que EEUU se retiró el año pasado, estipula un límite de enriquecimiento del 3,67 %, aunque las autoridades iraníes ya superaron en julio pasado ese nivel, llegando al 4,5 %.

RELACIONADO: Estados Unidos seguirá con su presión máxima a Irán, al que acusa de 'extorsión nuclear'

Respecto a las posibilidades de que Irán lleve a cabo un enriquecimiento al 20 %, Salehí señaló que no está por ahora en los planes porque tienen "suficientes" reservas de uranio enriquecido a ese nivel. En caso de que se acabe esa reserva, Salehí agregó que tienen la capacidad de producirlo ya que en el pasado en Fordo se enriqueció tanto al 5 como al 20 %.

Estas medidas se producen un día después de que el presidente iraní, Hasan Rohaní, diera la orden a la AIEA para que comenzara en Fordo la inyección de gas UF6 a las 1.044 centrifugadoras existentes en esa planta, un paso que también contradice el acuerdo nuclear de 2015.

Este es el cuarto paso de reducción de compromisos nucleares dado por Irán, tras los adoptados en mayo, julio y septiembre pasados, con el objetivo de presionar al resto de firmantes del acuerdo (Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania) a que contrarresten las sanciones estadounidenses.

El pacto de 2015 limita el programa nuclear iraní para que Teherán no desarrolle la bomba atómica a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales. La retirada unilateral de EEUU y su reimposición de sanciones, así como el fracaso del resto de firmantes en contrarrestarlas, han llevado a Irán a incumplir gradualmente el pacto. Irán seguirá la reducción de sus compromisos hasta verse beneficiado del acuerdo, pero ha aclarado que los pasos que ha dado hasta ahora son "reversibles" y que volverá a cumplir con el acuerdo en cuanto la otra parte suministren sus intereses.