Reino Unido tilda de desproporcionada la euroorden para la entrega de Ponsatí

La justicia británica ha devuelto la euroorden en busca de aclaraciones ya que contemplan el delito de sedición como 'insuficiente' por considerarlo como 'delito de alteración al público'

por EFE /


La Justicia de Reino Unido ha calificado de "desproporcionada" la orden de detención europea por la que España reclama la entrega de la exconsejera catalana Clara Ponsatí para ser juzgada por un delito de sedición en relación al procés de independencia en Cataluña y ha decidido devolver la petición. En un documento de SIRENE (Solicitud de Información Complementaria a la Entrada Nacional, por el que se comunican las órdenes de detenciones europeas), al que ha tenido acceso Efe, se informa, en inglés y en español, de que la euroorden "ha sido revisada por un abogado especializado del Reino Unido en nombre de la Agencia Nacional contra la Delincuencia" y ha determinado que es "desproporcionado con arreglo a la legislación del Reino Unido".

ponsati

El abogado de la exconseller ha declarado que Ponsatí no se pondrá a disposición de la justicía británica por el momento (EFE)

Fuentes jurídicas ha explicado a Efe, que se ha considerado desproporcionada la euroorden porque al tratarse de un delito de sedición se entiende que es un "problema de orden público". La comunicación añade en este sentido que la orden de detención europea "no ha sido certificada por el Servicio Nacional SIRENE del Reino Unido y, por el momento, el Reino Unido no tomará ninguna otra medida en relación con este asunto".

RELACIONADO: Llarena dicta nuevas euroórdenes por sedición contra dos exconsellers huidos

Sin embargo, solicita que si existe "información sobre el historial delictivo previo de la persona, o cualquier otra información relativa a la gravedad de la infracción" se remita al Servicio Nacional SIRENE del Reino Unido; "y volveremos a evaluar nuestra decisión de no certificar esta orden de detención europea".

Este jueves por la mañana su abogado informaba de que no se iba a entregar finalmente en una comisaría de Edimburgo (Escocia), donde huyó Ponsatí, debido a que la euroorden de detención emitida contra ella por un delito de sedición había sido devuelta a España por las autoridades escocesas.

"La orden ha sido devuelta a España en busca de aclaraciones, lo que significa que la profesora Clara Ponsatí no se presentará en la comisaría de Policía de Edimburgo el jueves 7 de noviembre y la audiencia en el tribunal se cancela", señaló el equipo legal de Ponsatí en un comunicado.

El bufete afirmó que "durante las últimas 24 horas" ha estado traduciendo la orden de arresto española que fue emitida por el juez Pablo Llarena este martes y que no ha sido hasta esta mañana cuando "ha llegado la orden de detención traducida". Tras recibirla, prosiguió, "las autoridades del Reino Unido buscan ahora claridad sobre la orden de España".

RELACIONADO: El juez Llarena dicta una nueva orden de detención y entrega contra Puigdemont

"Parece haber contradicciones evidentes contenidas en una orden de 'divagación' que se extiende unas 59 páginas, que salta de (el delito) de 'rebelión' al de 'sedición', mientras que Clara Ponsatí es acusada de sedición, lo que solo se menciona brevemente en dos páginas, sin claridad en cuanto a su papel", sostuvo su abogado.

El equipo que defiende a Ponsatí, encabezado por el conocido abogado Aamer Anwar, destacó que la orden "comienza con las actividades del movimiento por la 'independencia' en diciembre de 2012", pero precisó que la extitular de Educación "regresó para convertirse en consejera de Educación el 14 de julio de 2017".

Se trata de la segunda euroorden de detención que se emite contra Ponsatí, exconsejera de Educación catalana, por su papel en la celebración del referéndum del 1 de octubre de 2017 en Cataluña, declarado ilegal. En julio del año pasado, después de que Llarena desestimase la extradición del expresidente catalán Carles Puigdemont desde Alemania, la orden contra ella se retiró y el juicio fue anulado. Tras salir de España en 2017, Ponsatí permaneció unos meses en Bélgica junto a Puigdemont y en marzo de 2018 se reincorporó a su puesto en la Universidad de St Andrews en Escocia.