Cinco hitos fundamentales en los 50 años de Internet

Hace medio siglo se envió el primer mensaje por Arpanet, precursora de la actual red de redes

por Ismael Marinero /


Hoy en día supondría un gravísimo problema a escala mundial que Internet caiga o colapse, pero hasta hace relativamente poco tiempo nos desenvolvíamos bastante bien sin conexión de banda ancha, teléfonos inteligentes, compras onlineredes sociales. Sin embargo, sería absurdo obviar sus ventajas o minusvalorar los aspectos beneficiosos de una tecnología que nació el 29 de octubre de 1969, cuando Leonard Kleinrock y Charley Kline enviaron al investigador de la Universidad de Stanford Bill Duval un mensaje de dos letras: "Lo".

Aniversario Internet

Internet ha permitido tener el mundo al alcance de un clic (Freepik).

Un fallo del ordenador conectado a Arpanet impidió que llegara la palabra completa, "login", pero ese envío hizo historia, por mucho que en aquel entonces nadie fuera consciente de la trascendencia del momento. Ahora, 50 años después, Internet es una vasta red de comunicaciones cuya evolución se vio marcada por estos cinco momentos clave.

1983: el protocolo TCP/IP

Para que Internet fuera realmente un red global era necesario que todo tipo de ordenadores hablaran el mismo idioma para poder comunicarse entre sí. Cientos de científicos de varios gobiernos colaboraron en la elaboración de lo que llamaron el Estándar de Interconexión de Sistemas Abiertos (OSI), un método complejo que los críticos consideraban ineficiente y difícil de poner en práctica.

Los ingenieros informáticos Vinton Cerf y Robert Kahn propusieron otra forma, llamada Protocolo de Control de Transmisión/Protocolo de Internet (TCP/IP), que funcionaba más como el correo normal: envolvía los mensajes en paquetes y ponía la dirección en el exterior. Todo lo que tenían que hacer los ordenadores de la red era pasar el mensaje a su destino, donde el ordenador receptor decidiría qué hacer con la información.

Como el sistema ideado por Cerf y Kahn funcionaba y era gratuito, Internet podía llegar a todas partes más rápidamente. Varios gobiernos se pronunciaron en apoyo de OSI, pero ya era demasiado tarde: el protocolo TCP/IP permitió que Internet fuera más barata, más innovadora y estuviera menos atada a los intereses los gobiernos y sus estándares oficiales.

RELACIONADO: Amazon pretende lanzar 3.200 satélites para que Internet llegue a todo el planeta

1989: la World Wide Web

La actual Internet no existiría sin esta nueva forma de compartir información que tuvo un profundo impacto en la accesibilidad y la utilidad. Fue iniciada en 1989 por Tim Berners-Lee y sus colegas del CERN, organización científica internacional con sede en Ginebra. Berners-Lee y su equipo crearon un nuevo protocolo, HyperText Transfer Protocol (HTTP), que estandarizó la comunicación entre servidores y clientes. Su navegador web basado en texto se puso a disposición del público general en enero de 1992, ilustrando lo poderosa que podía llegar a ser Internet para el descubrimiento, el acceso y el intercambio de información.

1998: las direcciones y el buscador

El esquema de direccionamiento TCP/IP requería que cada ordenador o dispositivo conectado a Internet tuviera su propia dirección única, largas cadenas de números como el clásico 192.168.1.1 que se suele usar para acceder a la configuración del router.

Pero eso es difícil de recordar para la gente, así que tenía que haber un registro centralizado de qué nombres iban con qué direcciones, para que nadie terminara visitando el sitio equivocado. Para ello se creó la Corporación de Asignación de Nombres y Números de Internet (ICANN), responsable de que las direcciones ahora sean tan sencillas como www.hola.com. El ICANN sigue siendo una de las instituciones más importantes en lo referente a los aspectos técnicos de Internet. Ese mismo año, Sergey Brin y Larry Page fundaron Google, que en poco tiempo se convertiría en el buscador de referencia a nivel global.

2007: el primer iPhone

El primer dispositivo disponible comercialmente que podría denominarse como "teléfono inteligente" fue el Simon Personal Communicator de IBM, que en 1992 ya contaba con una pantalla táctil y podía enviar y recibir tanto faxes como correos electrónicos. Incluía libreta de direcciones, calendario, programador de citas, calculadora, reloj y un bloc de notas, pero apenas logró vender 50.000 unidades debido a sus abultadas dimensiones, su alto precio y su escasa autonomía. 

El verdadero cambio se produjo cuando Steve Jobs presentó el iPhone en 2007, el primer dispositivo de este tipo dirigido a un mercado masivo que renunciaba al uso de un lápiz táctil o teclado y en su lugar utilizaba una gran pantalla táctil. También permitía, a través del navegador Safari, visitar páginas que no habían sido adaptadas todavía al formato móvil, algo con lo que las Blackberry, las PDAs y los teléfonos Nokia, los más extendidos por aquel entonces, todavía tenían problemas.

RELACIONADO: Más noticias sobre Tecnología

2010: la guerra llega a la red

En junio de 2010, investigadores de ciberseguridad revelaron el descubrimiento de una sofisticada arma cibernética llamada Stuxnet, diseñada específicamente para atacar equipos utilizados por Irán para desarrollar armas nucleares. Fue uno de los primeros ataques digitales conocidos que consiguió causar daños físicos, no exclusivamente virtuales.

Stuxnet abrió los ojos de muchos sobre la posibilidad de causar estragos significativos a través de Internet. Hoy en día, los distintos gobiernos y grupos organizados utilizan los ciberataques con una regularidad cada vez mayor, atacando objetivos tanto militares como civiles. Mientras se implementan y mejoran herramientas para proteger la seguridad de los equipos informáticos y dispositivos móviles, cada día surgen nuevas amenazas.