Andorra estudia la viabilidad de optar a ser reserva mundial de la biosfera

El Consejo de Ministros ha acordado destinar 43.890 euros a estudiar la viabilidad del proyecto

por Europa Press /


El Consejo de Ministros ha acordado destinar 43.890 euros a estudiar la viabilidad de que el Principado de Andorra opte a ser reserva mundial de la biosfera, según ha informado el Ejecutivo andorrano este martes en un comunicado. El despacho Huget Abogados será el encargado de realizar este asesoramiento; cuenta con la experiencia de haber asesorado en el mismo proceso a la isla de Menorca, que obtuvo la declaración de la Unesco. Los trabajos contratados incluyen el apoyo técnico-jurídico para evaluar el alcance de los objetivos a conseguir, los riesgos y la viabilidad de la eventual candidatura de Andorra para ser el primer país declarado como reserva mundial de la biosfera.

andorra

De aprobarse, Andorra podría optar a ser el primer país declarado como reserva mundial de la biosfera (Europa Press)

Este proyecto "se enmarca en los objetivos estratégicos del Gobierno, a corto y medio plazo, de avanzar hacia el establecimiento de un entorno más sostenible en el cual la relación entre recursos, población y actividad económica no comprometa el equilibrio de futuras generaciones", ha asegurado el Gobierno. El programa sobre el hombre y la biosfera, puesto en marcha por la Unesco en el 1971, trabaja con el objetivo de establecer una base científica para la mejora de las relaciones entre la población y el medio natural en el que habita.

RELACIONADO: España, con 52 Reservas de la Biosfera, es el país con más zonas protegidas

Este programa se alinea con la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas y su principal objetivo es el de promover visiones innovadoras al desarrollo económico que sean social y culturalmente apropiadas, así como medioambientalmente sostenibles.

Así, el proyecto de la eventual declaración incide en el reconocimiento internacional del patrimonio natural, la biodiversidad y el patrimonio cultural; el posicionamiento del modelo económico como referente de equilibrio entre actividad económica y el respeto por la naturaleza, y "el impacto directo en la economía gracias a los réditos que una declaración de este reconocimiento puede aportar al PIB del país". El ministro de Presidencia, Economía y Empresa, Jordi Gallardo, fue quien propuso al Consejo de Ministros estudiar la viabilidad de la eventual declaración del Principado de Andorra como reserva mundial de la biosfera.