Despido fulminante del consejero delegado de McDonald's por mantener una relación sentimental con una empleada

Steve Easterbrook, quien se puso al frente de la compañía hace cuatro años, ha admitido los hechos en un correo electrónico a la plantilla

por Tu otro diario /


Sorpresa en Estados Unidos y el mundo empresarial tras el fulminante despido de Steve Easterbrook, principal ejecutivo de Mc'Donalds y artífice de los buenos resultados de la compañía en los últimos años. La cadena de comida rápida le ha retirado su confianza tras haber trascendido que su principal ejecutivo ha mantenido una relación sentimental con una empleada, lo que supone una violación del código de conducta de los trabajadores de la firma. No han trascendido más detalles sobre el romance.

Steve Easterbrook

El propio Steve Easterbrook ha admitido su responsabilidad en un correo electrónico (Cordon Press). 

El consejo de administración subraya que se trató de una relación "consentida"; sin embargo, consideran que Easterbrook "demostró mal juicio". "Cometí un error, teniendo en cuenta los valores de la empresa, estoy de acuerdo de que es hora de seguir adelante", ha señalado el propio Easterbrook en su correo electrónico de despedida. 

RELACIONADO: Desmontados 3 de los mitos más populares de McDonald’s que seguro que tú también te creías

No se han facilitado más detalles sobre el 'affair' que le ha costado el puesto a un ejecutivo que, por otra parte, presentaba un historial de éxitos: a la cabeza del negocio desde 2015, la revista 'Forbes' recuerda que modernizó la imagen de los restaurantes, introdujo políticas 'eco-friendly' e, incluso, aumentó la paga de los empleados. Eso sí, se cuestionaba su altísima remuneración, que alcanzó los 16 millones de dólares el año pasado (más de 14,3 millones el año pasado). 

Local McDonalds

El directivo despedido había modernizado la imagen de los restaurantes con buenos resultados (Cordon Press). 

Easterbrook ha sido inmediatamente sustituido por Chris Kempczinski, hasta ahora presidente de la firma en Estados Unidos, quien ha agradecido a su antecesor su labor hasta el punto de que dice considerarle su mentor. "Fue el que me trajo a McDonald's", ha señalado. 

RELACIONADO: También se han producido despidos muy sonados en empresas importantes por casos de acoso sexual, como en la CBS

En Estados Unidos no es raro que las empresas incluyan en sus códigos deontológicos o normas de comportamiento interno la prohibición o alguna limitación a la hora de mantener relaciones sentimentales entre empleados o entre jefes y subordinados. Tampoco es el primer escándalo en una gran compañía por estos motivos: el año pasado Brian Krzanich, un directivo de Intel, fue despedido precisamente por un caso similar.