A todo riesgo con o sin franquicia, un terceros… Te explicamos qué seguro te conviene en cada caso

A la hora de elegir un seguro de coche, todos queremos la máxima protección al mejor precio. Lo cierto es que no siempre es lo más adecuado. Todo depende de nuestro coche

por Elena S. Bartolomé /


Un seguro a todo riesgo con o sin franquicia, un terceros ampliado, un terceros sin más… Con la oferta que hay, elegir la póliza más adecuada para nuestro coche no siempre es fácil. Haciendo uso de las diferentes coberturas el mercado asegurador tiene, prácticamente, una oferta para cada conductor: desde la protección básica hasta la más completa. Y, claro, en función de lo que incluye cada seguro, la prima anual varía… mucho. Lo lógico es que cuando nos compramos un vehículo nuevo, elijamos un todo riesgo. El problema es que el tiempo va pasando y muchas veces, por las razones que sea, no nos paramos a pensar si nuestra póliza se adecúa a nuestro coche. Os contamos qué seguro es el más adecuado en cada caso.

tiposeguro1

El tipo de seguro dependerá de nuestro coche (Gtres).

Seguro a terceros

Empezamos por la póliza más básica. O lo que es lo mismo: lo mínimo que nos exige la ley. El seguro a terceros cubre la responsabilidad civil, una cobertura que podemos complementar con otras en función de la aseguradora que escojamos. La misión de esta póliza es cubrir los daños que causemos a los otros conductores implicados y a los pasajeros que estaban en nuestro coche. Los daños que suframos nosotros y el coche no estarán incluidos.

¿Cuándo contratarlo? Teniendo en cuenta sus coberturas, el seguro a terceros es adecuado cuando nuestro coche tiene poco valor, ya lo hemos pagado o sólo lo usamos esporádicamente.

Relacionado: Ocho consejos para conseguir un seguro barato

Seguro a terceros ampliado

El seguro a terceros ampliado tiene las mismas coberturas que un terceros básico, pero añade algunas adicionales para ofrecer un servicio más completo. ¿Cuáles son? Una vez más, dependerá de la aseguradora, pero lo normal es que incluya cobertura de robo, rotura de lunas o incendio. Algunas compañías añaden la defensa jurídica del conductor o la asistencia en viaje.

¿Cuándo contratarlo? Igual que sucede en el caso anterior, el seguro a terceros ampliado se recomienda cuando nuestro coche tiene poco valor, ya lo hemos pagado o sólo lo usamos esporádicamente.

tiposeguro2

Los todo riesgo son los más completos… y los más caros (Gtres).

Seguros a todo riesgo sin franquicia

El seguro a todo riesgo nos proporciona la mayor protección porque no sólo cubre los daños a terceros, también los propios. Su nivel de cobertura es tal que va desde el arañazo que nos hemos hecho con la columna del taller hasta un siniestro total… y la aseguradora se hará cargo de los gastos desde el primer céntimo. Evidentemente, su precio es más elevado que el de los anteriores.

¿Cuándo contratarlo? Este tipo de seguros es recomendable cuando nuestro coche tiene un valor alto, está financiado, es nuevo o es nuestra herramienta de trabajo. Y es que en estos casos, un siniestro total puede generarnos un problema económico.

Relacionado: ¿Te han dado un golpe en el coche y el conductor se ha fugado? Esto es lo que hay que hacer

Seguros a todo riesgo con franquicia

Estos seguros son muy parecidos a los anteriores, pero hay una diferencia que nos ayuda a distinguirlos: si tenemos un siniestro, con un seguro a todo riesgo con franquicia tendremos que pagar. Si la franquicia es de 500 euros, nosotros nos haremos cargo de todos los gastos cuyo valor sea 500 euros o menos. A partir de esa barrera, la aseguradora se encargará de los gastos. Es una opción a la que recurren muchos conductores porque el nivel de protección es igual de completo y su precio es más asequible.

¿Cuándo contratarlo? Este tipo de pólizas es recomendable cuando nuestro coche tiene un valor alto, está financiado, es nuevo o es nuestra herramienta de trabajo. Y es que en estos casos, un siniestro total puede generarnos un problema económico.