Un simple análisis de sangre podría diagnosticar el cáncer de mama cinco años antes de tener síntomas

Aún pasarán años antes de que esté disponible para el conjunto de los pacientes

por Tu otro diario /


Un estudio de la Facultad de Medicina Universidad de Nottingham presentado este fin de semana durante un congreso en Glasgow (Reino Unido) abre la puerta a la detección precoz del cáncer de mamá. Según los resultados del grupo de trabajo, se pueden identificar respuestas del sistema inmunitario a a las células tumorales, lo que permitiría descubrir la enfermedad en sus primeros estadios con un sencillo análisis de sangre, antes de que los primeros síntomars se manifiesten en la paciente. 

Cáncer

Aún harán fala años de investigación para que el test pueda ponerse en marcha (EFE). 

De acuerdo con la prensa británica, los investigadores se fijaron en determinadas sutancias químicas, las conocidas como antígenos, que participan en la formación de anticuerpos, y que son generadas por las propias células tumorales. Esto desencadena toda una respuesta inmune en el cuerpo. "Los resultados de nuestro estudio mostraron que el cáncer de mama induce anticuerpos contra paneles asociados al tumor. Pudimos detectar el cáncer con una precisión razonable al identificar estos anticuerpos en la sangre", explicaron.

RELACIONADO: Una mujer con cáncer de mama da a luz un bebé sano pese a haberse sometido a quimioterapia

Aún tienen que realizarse más ensayos clínicos y se espera mejorar la precisión de la prueba, pero si se confirma su validez las tradicionales mamografías podrían eser sustituidas pero estos test sanguíneos, mucho menos incómodos para las pacientes y más baratos. Además, permitirían adelantar el tratamiento del cáncer.

RELACIONADO: El Hospital Niño Jesús anunció recienemente un ensayo pionero contra el tumor cerebral infantil

Eso sí, todavía queda trabajo por hacer y los expertos han pedido prudencia. "Son resultados muy preliminares, hará falta mucha más investigación", subraya Paul Pharoah, un profesor de la Universidad de Cambridge a 'The Guardian'. Los investigadores, que siguen experimentando, creen que podrán desarrollar un test listo para ser empleado en los servicios sanitarios en aproxidamente cuatro o cinco años.