Llegan Apple TV+ y Disney+, dos nuevos contendientes en la ‘guerra del streaming’

Las nuevas plataformas ofrecen series y películas exclusivas para plantar cara a Netflix, HBO y Amazon Prime Video

por Ismael Marinero /


Hace diez años, Netflix todavía era esa compañía que desafiaba a Blockbuster ofreciendo alquiler de DVDs por correo. Por dos o cuatro dólares, los estadounidenses podían recibir en el buzón de su casa una película sin necesidad de desplazarse a ningún sitio. Una década después, el modelo de negocio de Netflix, la suscripción a una plataforma para disfrutar de contenidos audiovisuales por streaming, se ha expandido por todo el mundo, ha revolucionado la industria y ha sido imitado por productoras y grandes compañías como HBO o Amazon. Desde el 1 de noviembre, hay un nuevo contendiente en liza, Apple TV+, mientras Disney+ iniciará sus emisiones el 12 de noviembre en Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda y Holanda (su llegada a España todavía está en el aire).

apple-tvplus

La interfaz de Apple TV+, muy similar a la de otras plataformas de streaming (Apple).

En el caso de los de Cupertino, su servicio ya está disponible por 4,99 euros al mes, aunque si quieres asegurarte de que merece la pena antes de suscribirte, también cuenta con un período de prueba gratuito durante siete días. Además, si a partir de ahora compras un iPhone, iPad, Mac o Apple TV, obtendrás un año de suscripción gratuita.

La mejor manera de atraer suscriptores es a través de la calidad de los contenidos y en eso Apple TV+ lleva trabajando un tiempo, produciendo series exclusivas que sólo podrán verse en su plataforma. En este momento, a la espera de que llegue más contenido, son nueve las cabeceras disponibles, una cifra ridícula comparada con la que ofrecen servicios como Netflix, Amazon Prime Video o Filmin, pero que a buen seguro crecerá exponencialmente en los próximos meses. De momento, el contenido sólo está disponible en Mac, PC, dispositivos iOS y Smart TVs, aunque no se descarta que en los próximos meses también llegue a Android.

RELACIONADO: Las mejores soluciones para convertir tu antigua televisión en una Smart TV

De momento, los títulos más llamativos son The Morning Show, See y Dickinson, que ofrecen un primer atisbo del potencial de Apple TV+. La primera, una comedia dramática al más puro estilo Aaron Sorkin, tiene su gran reclamo en su trío protagonista, formado por Jennifer Aniston, Reese Witherspoon y Steve Carell, que forman parte de un noticiario matutino envuelto en un escándalo de agresión sexual. Según han revelado fuentes de la compañía, cada capítulo ha costado nada menos que 15 millones de dólares (lo mismo que los últimos episodios de Juego de Tronos), en gran medida por los cuantiosos sueldos de los actores.

En cuanto a See, se trata de un drama postapocalíptico protagonizado por Jason Momoa. En un futuro lejano, la humanidad ha perdido la habilidad de ver, pero en la tribu liderada por Momoa se produce lo que parece un milagro: sus hijos nacen con la vista intacta. La apuesta en este caso es muy arriesgada y las críticas, de momento, han sido feroces: “See es una de las peores series de televisión que he visto en años”, ha señalado Judy Berman en la revista Time.

La que mejor recibimiento ha recibido por parte de los críticos es Dickinson, sobre la adolescencia rebelde de la poetisa Emily Dickinson. En tono de comedia negra, la serie aborda las diferencias sociales y el llamativo comportamiento de una mujer adelantada a su época. Estos títulos son la avanzadilla de la inversión cercana a los 4.500 millones de dólares que Apple tiene planeada hasta 2022. En los próximos meses, el desembolso en creación de contenido de calidad se materializará en series como Fundación, adaptación de los libros de Isaac Asimov, la participación de Steven Spielberg en el reboot de Amazing Stories o una serie de terror sobrenatural dirigida por M. Night Shyamalan.

RELACIONADO: Más noticias sobre Tecnología

En el caso de Disney+, cuya fecha de llegada a España todavía está pendiente de confirmación (aunque todo apunta al segundo trimestre de 2020), supone el desembarco en Internet de un gigante del entretenimiento en plena ‘guerra del streaming’. A sus contenidos para el público infantil, la compañía del ratón ha ido añadiendo en los últimos años otros activos como Lucasfilm, Marvel o Fox, y ahora pretende sacar rédito de esas adquisiciones a través de su propia plataforma de contenido.

En su catálogo contará, en su primer año, con 100 películas recientes (400 de catálogo), más de 7.500 episodios de series de televisión y estrenos exclusivos como The Mandalorian, la primera serie basada en el universo de Star Wars, por un precio de 6,99 dólares al mes. Su llegada (y la de HBO Max, prevista para principios de 2020) puede suponer un verdadero cataclismo en el actual panorama, que parece abocado a la concentración de la oferta.