Cinco consejos para mejorar la señal Wi-Fi de tu casa

Si tienes problemas con tu conexión inalámbrica, sigue estos sencillos pasos para mejorar la velocidad y la cobertura

por Ismael Marinero /


Ahora que cada vez tenemos más dispositivos conectados y los contenidos en Internet utilizan cada vez más datos, uno de los problemas más habituales en los hogares es la mala calidad de la señal Wi-Fi, una velocidad limitada o incluso la falta de cobertura en algunas estancias. Por regla general, cuanto más te alejes del router, peor señal tendrás, pero hay soluciones bastante sencillas para ampliar el alcance y mejorar la velocidad de tu conexión inalámbrica.

router-wifi

El router es la piedra angular sobre la que gira una buena conexión Wi-Fi (Pixabay)

Actualiza el router

Es la manera más rápida de ir directamente al origen del problema. Si llevas muchos años utilizando el mismo router y te da problemas, lo mejor es que te hagas con uno nuevo. Los estándares Wi-Fi más antiguos no tienen la misma potencia que un router que es capaz de utilizar el estándar Wi-Fi 802.11ac, disponible desde 2014. Los modelos más actuales soportan incluso el nuevo estándar recién aprobado, el 802.11ax, con el que se consigue una mayor velocidad y alcance de la señal.

Otra opción es, simplemente, actualizar el firmware del router que ya tienes. Algunos lo llevan a cabo de manera automática, otros requieren que entres en su configuración (prueba poniendo 192.168.1.1 o 192.168.0.1 en el navegador) o que consultes al operador con el que tengas contratado el servicio. Muchos de los problemas de conexión se solucionan con una simple actualización.

RELACIONADO: Siete consejos para conseguir contraseñas seguras

Cambia el router de sitio

La señal Wi-Fi se resiente con cada obstáculo que encuentra en su camino, así que intenta evitar, en la medida de lo posible, situar el router debajo de unas escaleras, en un armario o detrás de cualquier objeto sólido. La ubicación correcta es fundamental para ampliar el alcance de tu señal Wi-Fi. Puede ser el recibidor, un pasillo o una estancia que esté en el centro de la vivienda, para que la señal se transmita uniformemente y no haya puntos oscuros. También ayudará colocarlo en una posición elevada, ya que el router envía las ondas hacia abajo, y situarlo en lugares bajos complica mucho la llegada de la señal a los dispositivos.

Elige la banda de frecuencias correcta

La mayoría de routers de los últimos años tienen banda dual, es decir, permiten elegir entre 2,4 GHz y 5 GHz. En líneas generales, la señal de 2,4 GHz es más adecuada para móviles y tabletas, ya que ofrece una mejor cobertura, y la de 5 GHz para elementos fijos como ordenadores y videoconsolas, ya que ofrece mejor velocidad y menos interferencias.

Colocación de las antenas

Los routers con dos antenas son los más habituales, aunque ya los hay hasta de ocho. Aunque los fabricantes suelen poner la imagen de la caja y las instrucciones con las dos antenas hacia arriba, según los expertos la mejor manera de colocarlas es en un ángulo de 90 grados, una en vertical y otra en horizontal. Por sí solo, este paso no solucionará los problemas de la conexión inalámbrica, pero si contribuirá a aumentar el alcance y la velocidad del Wi-Fi.

RELACIONADO: Más noticias sobre Tecnología

Amplificadores de señal

Si los pasos anteriores no han surtido efecto, sólo te queda la opción de comprar un amplificador de señal Wi-Fi o PLC. Hay modelos bastante asequibles de estos dispositivos, que en la mayoría de los casos sólo necesitan un enchufe y una sencilla configuración para recibir la señal del router y reenviarla a las zonas con menos cobertura del hogar.

Si tienes algo más de presupuesto, una red Wi-Fi Mesh puede ser la mejor solución. Se trata de unos dispositivos que también utilizan la red eléctrica, pero permiten administrar el tráfico de manera inteligente. Para ello utiliza varios repetidores distribuidos por la casa, que se comunican entre sí y permiten que tus dispositivos se conecten al que, en ese momento, ofrece un mejor rendimiento.