Ganan 60 millones a la lotería y lo invierten en ayudar a sus amigos de toda la vida y a sus vecinos

Gracias al tremendo golpe de suerte de esta pareja, que se convirtió en millonaria hace ya cuatro años, ha cambiado la vida de todos los que les rodean

por Tu otro diario /


Richard y Angela Maxwell compraron su euromillón en la pequeña tienda en la que llevaban años adquiriéndolo. Fue el 21 de marzo de 2015, un día que no solo cambió sus vidas para siempre, sino también las de todos aquellos que les rodean. Ganaron 53.193.914 libras (más de 61 millones de euros) y, en lugar de comprar impresionantes propiedades o de destinarlo a gastos superfluos, decidieron invertirlo en su pequeña ciudad, Coningsby (en Inglaterra) y en sus vecinos.

Richard y Angela Maxwell

Richard y Angela Maxwell reciben los más de 53 millones de libras (más de 61 millones de euros) que ganaron en la lotería en marzo de 2015 (Cordon Press)

Richard, un consultor de la industria avícola ya jubilado, estaba comiendo en casa con unos amigos cuando comprobó a través de Internet la combinación ganadora y descubrió que había ganado una millonada. Sin embargo, tuvo la entereza de continuar con la comida como si nada y esperó a que Angela llegara para darle la noticia. "Me mantuve ocupado haciendo tazas de té porque no podía quedarme quieto, pero no le dije nada a nadie", reveló entonces a 'The Telegraph'.

RELACIONADO: Un hombre gana la lotería dos veces y sigue viviendo en un remolque y con su duro trabajo en el campo

Cuando su mujer regresó, con la excusa de preguntarle qué iban a hacer para cenar, la llevó a la cocina y le contó que les había tocado la lotería. Ella pensaba que estaba bromeando y no le creyó. Una vez que Angela se convenció de que era verdad lo que su marido le decía y sus invitados se marcharon, los dos se sentaron a hablar.

Ganadores de lotería

Desde que les tocó la lotería, Richard y Angela han dedicado la mayor parte de su premio a ayudar a sus vecinos y seres queridos (Archivo/Cordon Press)

Estuvieron pensando durante unas horas qué hacer con tal cantidad de dinero, pero no les costó demasiado decidirse y ese mismo día ya tenían claro a qué lo iban a destinar: a ayudar a sus seres queridos. Desde entonces, financian estudios para los más jóvenes y servicios para el pueblo.

RELACIONADO: Se convierte en millonario gracias a la lotería y se disfraza para que la familia y los amigos no lo reconozcan

Ya han enviado a tres alumnos de la escuela pública de Coningsby al campamento espacial de Estados Unidos, han pagado la formación en carpintería y metalurgia a jóvenes que necesitaban aprender un oficio y han costeado un curso avanzado de conducción a chicos y chicas de todo el condado de Lincolnshire que acababan de sacarse el carné de conducir porque quieren "ayudar a salvar vidas".

Además, han instalado un sistema de cámaras de seguridad en su ciudad y se hacen cargo de los gastos ocasionados por las luces de Navidad, entre otras muchas cosas (como construir zonas comunitarias de juegos). Por todo esto, Richard y Angela se han ganado el cariño y la admiración de todos sus vecinos, cuyas vidas son, gracias a ellos, un poquito mejor.