La rocambolesca historia de los sicarios a los que pillaron por subcontratar una y otra vez un asesinato

El empresario que encargó el crimen y cinco asesinos a sueldo han sido condenados

por Tu otro diario /


La historia de los cinco sicarios y el empresario condenados este mes por el Tribunal Popular Intermedio de Nanning, en China, por un asesinato fallido bien podría ser el guión de una comedia negra. Y es que, por sorprendente que parezca, en el mundo del crimen también pueden producirse chapuzas. En este caso, que está dando la vuelta al mundo, Tan Youhui contrató el asesinato de un competidor a un 'profesional', éste a su vez subcontrató a otro... y así hasta que la Policía se terminó enterando y apresándolos a todos.

Sicarios

El empresario que encargó el crimen y cinco asesinos a sueldo han sido condenados (Tribunal Popular Intermedio de Nanning).

Según cuenta el propio tribunal en su página web, todo comenzó en octubre de 2013 cuando Tan Youhui, que había hecho negocios con otro empresario llamado Wei Mou, comenzó a preocuparse por sus inversiones. Decidió zanjar sus problemas legales y económicos recurriendo a un sicario y fue entonces cuando contrató a otro de los condenados, Yan Guangan, a quien ofreció dos millones de yuanes (más de 250.000 euros) por la muerte de Mou. 

RELACIONADO: Más noticias de sucesos en 'Tu Otro Diario'

Es en este punto cuando la historia comienza a enredarse, pues Guangan no está dispuesto en realidad a realizar el trabajo y decide subcontratarlo, una práctica al parecer muy habitual en otros 'sectores' en China. Al nuevo 'profesional', Mo Tianxiang, le ofreció la mitad del dinero, al tiempo que reclamaba más fondos al empresario para llevar a término el trabajo. 

Sicarios durante el juicio

Con cada subcontratación se reducía notablemente la recompensa económica (Tribunal Popular Intermedio de Nanning).

La operación se fue complicando aún más cuando Mo Tianxiang decidió subcontratar a su vez a Yang Kangsheng a cambio de 270.000 yuanes de adelanto y luego 500.000 más (en total, 100.000 euros de los más de 250.000 originales), y este a su vez a Yang Guangsheng por algo menos de dinero. Así hasta llegar a Ling Xian en abril de 2014, un quinto sicario a quien entregaron información personal del objetivo, la dirección de la oficina donde debía matarlo y 100.000 yuanes (apenas 12.700 euros)

Este último sicario también eludió su compromiso, pero en su caso, en lugar de volverlo a contratar (tal vez no quedaba ya bastante dinero), decidió hablar directamente con la que iba a ser la víctima, Wei Mou. Le mandó una nota, quedaron en una cafetería y le contó que alguien había pagado por quitarle la vida: "Por tan poco dinero no quiero matarte, pero tendrás que cooperar conmmigo", le dijo. 

Tribunal Popular Intermedio de Nanning

El empresario ha sido condenado a cino años y los sicarios a penas de entre dos años y siete meses de prisión (Tribunal Popular Intermedio de Nanning).

Dicho y hecho. Wei colaboró para fingir su propia muerte permitiendo a Ling que le hiciera fotos atado, se repartió con él el dinero y luego desapareció durante al menos diez días. Sin embargo, cuando regresó decidió denunciar el caso a la Policía que, tirando del hilo, descubrió el estrambótico proceso que había tras el fallido asesinato. Los seis hombres han sido condenados, aunque con penas muy diferentes: el empresario que encargó el crimen tendrá que cumplir cinco años de cárcel, mientras que los sicarios estarán presos entre dos años y siete meses.