Una mujer con cáncer de mama da a luz un bebé sano pese a haberse sometido a quimioterapia

La historia de Jade Davis, de 36 años, es una hermosa celebración de la vida

por Tu otro diario /


La vida siempre se abre camino, incluso en las peores y más difíciles circunstancias. Cuando Jade Davis, una mujer de 36 años de California (Estados Unidos), se enteró de que estaba embarazada se llevó la mayor de las alegrías. Sin embargo, poco después fue diagnosticada de un agresivo cáncer y le dijeron que su hijo no podría sobrevivir. Afortunadamente y a pesar de haberse sometido a sesiones de quimioterapia, ha logrado tener un bebé sano. Se llama Bradley y hoy es la debilidad de toda la familia. 

Jade

Hermosa imagen de Jade junto con su hijo recién nacido (@oilyglowgirl).

Ha sido su hermana Jasmine quien ha compartido en redes sociales su increíble historia, con la esperanza de que pueda ayudar y animar a otras personas en situaciones similares. Estaba solo en el primer trimestre de su embarazo cuando Jade se descubrió un bulto en el pecho. Fue ella misma quien insistió en que le hicieran una biopsia que terminó por confirmar sus peores temores: tenía un cáncer de pecho triple negativo en fase 2. 

RELACIONADO: Más noticias interés humano

La noticia le cayó como un jarro de agua fría. Más aún cuando le dijeron que debía tratarse inmediatamente para preservar su vida y que, seguramente, su hijo no podría sobrevivir. En esa difícil coyuntura Jade optó por informarse y decidió continuar con su embarazo y tratarse en el centro especializado de Loma Linda Cancer Center, donde les ayudaron a ambos. "Bradley nació y sobrevivió al cáncer y a la quimioterapia con mamá. Estoy orgullosa de ella. No solo por haber sobrevivido al cáncer, sino por su optimismo. Su corazón está lleno de gratitud y humildad por toda la compasión con la que ha se ha encontrado durante este camino", cuenta su hermana. 

Hospital

Centro médico Loma Linda Cancer Center, donde la mujer ha podido tratarse (@oilyglowgirl).

Ahora es un momento de gran esperanza para toda la familia. El pequeño Bradley no tiene, aparentemente, ninguna secuela, y las perspectivas no parecen malas para Jade. Los escáneres han mostrado que, de momento, el cáncer no se ha extendido a pesar de ser tan agresivo. Por si acaso, planea tomarse un tiempo de descanso para cuidar de sí mima y de su bebé.