Cómo emparejar tu móvil con el mando de la PS4 o la Xbox One

La última actualización de iOS permite por primera vez utilizar los controladores de la PS4 y la Xbox One con el iPhone y el iPad

por Ismael Marinero /


Hasta hace poco, había una gran diferencia entre los juegos de consola y los diseñados para móviles. Estos últimos estaban adaptados en su inmensa mayoría a un método de control táctil que aportaba algunas novedades pero que también limitaba considerablemente y las opciones de los jugadores, obligados a afinar la posición de sus pulgares con un cuidado infinito para poder progresar y salir victorioso, sobre todo en las partidas multijugador de juegos de lucha y de disparos.

Emparejar móvil con mandos

El mando de Xbox One ofrece un gran control y precisión en los dispositivos móviles (IM).

Sin embargo, los dispositivos móviles cuentan cada vez con mayor potencia y parecen dispuestos a ofrecer experiencias más cercanas a las de una consola, lo que también implica la necesidad de utilizar gamepads o controladores externos, o incluso móviles específicos para gamers con periféricos que se adaptan a la perfección al terminal para mejorar la experiencia jugable.

RELACIONADO: Nintendo reparará gratis los mandos de la Nintendo Switch averiados, incluso fuera de garantía

Existen multitud de mandos y joysticks con Bluetooth, pero igual la solución ya está al alcance de tu mano y no te habías dado cuenta. Se trata de los mandos de PS4 y Xbox One, capaces de ofrecer una gran precisión a la hora de controlar juegos en dispositivos móviles.

Además, lo que hasta ahora era exclusivo de Android, con iOS 13, la última actualización de los sistemas operativos de Apple, se ha hecho extensible al iPhone, iPad y Apple TV, una opción especialmente interesante si estás suscrito a Apple Arcade, la tarifa plana de juegos premium de la App Store. De hecho, para fomentar esta tendencia, la compañía de la manzana ha llegado a un acuerdo con Microsoft para vender el mando de Xbox One desde su tienda online.

Lo mejor de todo es la sencillez con la que se puede llevar a cabo el emparejamiento. No se necesitan como antes sospechosas aplicaciones de terceros, ni siquiera un cable USB. Basta con activar el Bluetooth en el móvil o la tablet, encender el mando de la consola y tocar el botón de emparejamiento del controlador (en el caso del Dualshock 4, mantener apretados los botones PS y Share). Si todo va bien, un parpadeo indicará que el mando está disponible para ser emparejado. A continuación, ve a Ajustes > Bluetooth y allí debería aparecer el nombre del controlador.

RELACIONADO: Más noticias sobre Videojuegos

Eso sí, no todos los juegos de iOS y Android son compatibles con gamepads y mandos externos, ni siquiera novedades tan sonadas como Call of Duty: Mobile, el juego de móvil que más rápido ha llegado a los 100 millones de descargas (aunque, según Activision, tienen previsto ofrecer esta posibilidad en un futuro cercano). Algunos de los que sí se vinculan a la perfección con los mandos de PS4 y Xbox One son grandes títulos como Fortnite, GTA: San Andreas o los desarrollados por Gameloft, como Asphalt 8 o Modern Combat 5: Blackout.

Otro elemento a tener en cuenta si te decides a utilizar el mando de la consola con tu teléfono móvil es el peso que pueden alcanzar ambos si se utiliza un adaptador universal como los que puedes encontrar en Amazon y tiendas de electrónica. Una de las mejores soluciones si se te cansan las manos pasa por utilizar una funda o soporte de móvil que te permita sujetar el smartphone en horizontal en cualquier superficie; así, sólo tendrás que sujetar el mando, además de conseguir una distancia más apropiada entre los ojos y la pantalla.