La NASA desvela cómo serán los trajes espaciales de la próxima misión a la Luna

Artemis 3, la próxima misión lunar de la NASA prevista para 2024, sigue deparando novedades

por Ismael Marinero /


El pasado jueves, Christina Koch y Jessica Meir hicieron historia como protagonistas del primer paseo espacial exclusivamente femenino. Su hazaña se produjo después de que el pasado marzo se cancelara su salida de la Estación Espacial Internacional debido a la falta de trajes de su tamaño. Para corregir esta desigualdad y permitir a los astronautas una mayor movilidad en su próxima misión lunar, prevista para 2024, la NASA acaba de presentar dos trajes espaciales de próxima generación diseñados para el programa Artemis 3 de la agencia espacial estadounidense.

Trajes-Nasa

Los dos nuevos trajes que la NASA planea utilizar en su próxima misión a la Luna (NASA).

El administrador de la NASA Jim Bridenstine, presentador del evento, anunció que la misión prevista para 2024 será un campo de pruebas para impulsar a los astronautas a un destino aún más lejano: Marte. Para alcanzar este ambicioso objetivo, la NASA necesitaba actualizar sus trajes espaciales para que personas de todas las formas, tamaños y géneros pudieran explorar la Luna.

RELACIONADO: La tripulación de la próxima misión lunar de la NASA se entrena bajo el agua

"Kristine está usando un traje espacial que le quedará bien a todos nuestros astronautas cuando vayamos a la Luna", dijo Bridenstine, haciendo un gesto a Kristine Davis, ingeniera de trajes espaciales en el Centro Espacial Johnson, que sonreía embutida en el prototipo de la llamada Unidad de Movilidad Extravehicular de Exploración (xEMU). Es un traje rojo, blanco y azul diseñado para explorar el polo sur de la Luna. Su aislamiento, una de las grandes novedades que incorpora, es capaz de soportar un rango de temperaturas que va desde los 150 grados bajo cero a los 120 grados centígrados.

El traje xEMU será el primero que se utilice en la superficie lunar desde que el programa Apolo envió con éxito a los últimos astronautas a la Luna en 1972. El traje incluye una serie de mejoras, entre ellas el ajuste para acomodar una amplia variedad de tallas y la movilidad. La NASA pretende que sea más cómodo y permita a los astronautas moverse más fácilmente. "Si necesitas levantar una roca o si estás plantando un instrumento científico, necesitas esa movilidad en la parte superior del torso", dijo la astronauta Kate Rubins durante la presentación. La idea es que los astronautas no necesiten ir saltando como hicieron Buzz Aldrin y Neil Armstrong, sino que puedan caminar gracias a las articulaciones de las rodillas.

Además, con la tecnología mejorada de depuración de dióxido de carbono, los astronautas podrán pasar más tiempo en misiones extravehiculares, hasta 8 horas, con una hora adicional por si hubiera algún contratiempo. El xEMU también tendrá costuras mejoradas para evitar problemas con el polvo lunar, uno de los mayores desafíos a la hora de diseñar los trajes que se utilizaron en la misión Apolo.

RELACIONADO: El turismo espacial está más cerca que nunca

El segundo traje, de color naranja brillante, que será usado por los astronautas en las idas y vueltas a la Luna dentro de la cápsula Orión, también incluye una serie de mejoras con respecto a los trajes de vuelo más antiguos. Aunque es un traje despresurizado, puede presurizarse en caso de emergencia. Por ejemplo, si hubiera una despresurización repentina e inesperada en la Estación Espacial Internacional o en la cápsula Orión, el traje puede estabilizar a los astronautas durante un tiempo estimado de seis días.

Una característica compartida por ambos trajes es la modularidad y el dimensionamiento de los componentes para poder combinarlos y así construir diferentes configuraciones que se adapten a distintos astronautas. Su diseño continuará evolucionando hasta 2024, ya que están diseñados para ser actualizados, especialmente en términos de electrónica, materiales y tecnología, que sigue avanzando para permitir a hombres y mujeres proseguir con la exploración espacial.