Se busca una familia para Sasha, un tierno bebé que ha nacido sin ojos

El pequeño, que ahora tiene seis meses, es uno de los tres casos conocidos en el mundo

por Tu otro diario /


El pequeño Alexander K, a quien sus cuidadores llaman cariñosamente Sasha, es un precioso bebé de seis meses que ríe y juega como cualquier otro de edad. Sin embargo, ha nacido con una importante discapacidad: no tiene ojos. Se cree que sufre un raro síndrome llamado anoftalmia SOX2. En cualquier caso, es uno de los tres únicos bebés en el mundo registrados sin globos oculares. Los cuidadores que están a su cargo en un orfanato de Tomsk, en Siberia (Rusia), han contado su historia para encontrar una familia que le pueda acoger y brindar su amor. 

alexander

Ficha de adopción del pequeño Sasha (adop.ru).

Cuenta el 'Siberian Times' que su madre biológica se enteró de la malformación que tendría su hijo en la última fase de su embarazo, en la semana 31. Sobrepasada al saber que su recién nacido no tendría vista, pensó que ella carecía de las circunstancias adecuadas para cuidarlo y prefirió darlo en adopción. Desde entonces, el pequeño ha crecido en una institución y al cuidado de profesionales.

RELACIONADO: Más noticias de interés humano

Los doctores que han hecho el seguimiento de su caso dicen, que al margen de la dolencia de los ojos, su salud es buena y su desarrollo completamente normal. Tan solo tiene dos quistes benignos en la frente que le serán pronto retirados. La persona más apegada al pequeño es una enfermera especializada del orfanato de Tomsk, que le describe con mucho cariño: "No es diferente a otros niños, juega y sonríe como cualquier otro bebé sano. Le encanta nadar. De hecho, es un bebé muy alegre".

Tomsk Getty Images

Ciudad de Tomsk, Siberia, donde de momento reside el bebé (Getty Images). 

Recientemente Sasha fue trasladado a San Petersburgo para que le fuera realizada una curiosa intervención: le fueron implantados dos pequeños orbes en los ojos. El objetivo de los médicos es asegurarse de que, al crecer, su rostro no se vea deformado. Según vaya cumpliendo meses, luego años, tendrá que ir renovándose estos implantes. Los médicos creen que, siguiendo sus controles, la vida de Sasha puede ser perfectamente normal a pesar de que, hoy por hoy, no creen posible que llegue nunca a ver

RELACIONADO: La bebé Matilde recibe el alta hospitalaria tras ser tratada con el medicamento más caro del mundo

La prioridad en la adopción es para las familias rusas. Sin embargo, no se descarta enviarlo al extranjero si no se encuentra el hogar idóneo en el país. En los últimos días muchas personas se han interesado por el bebé, algo que ya ha sido agradecido por las autoridades. Según la ficha oficial del organismo que regula las adopciones en Rusia, más allá de su madre, que lo dio voluntariamente en adopción, no se le conocen otros familiares.