El inspirador ejemplo de Alexandra, una joven sorda y ciega que está a punto de convertirse en médica

La estudiante, que tiene 25 años y está en una universidad en Reino Unido, sabe que el camino no es fácil, pero está convencida de que lo logrará

por Tu otro diario /


Alexandra Adams siempre lo ha tenido muy claro: hay muy pocas cosas que ella no pueda hacer. Esta joven británica de 25 años, con sordera y prácticamente ciega desde pequeña (apenas tiene un 5 por ciento de visión en un ojo), pinta, viaja, estudia y últimamente hasta se ha lanzado a esquiar. Más allá de sus aficiones, se ha convertido en ejemplo de superación porque, tras años estudio, está apunto de convertirse en doctora en el Reino Unido. "Ver y oír no te convierte en mejor médico", asegura.

Alexandra Adams

Alexandra Adams está a punto de convertirse en la primera médica sorda y ciega en el Reino Unido  @alexandraelaineadams). 

La joven, siempre sonriente y alegre, ha contado su sorprendente historia al diario británico 'Daily Mail'. Comprende que la mera idea de ponerse en manos de un doctor o doctora con sus peculiaridades pone en guardia a cualquiera; sin embargo, se muestra segura y defiende su capacidad. "Por supuesto, no entienden que alguien sordo y ciego pueda ser médico porque aún no ha sucedido". Sabe que mucha gente piensa que un profesional sanitario en esas condiciones podría ser peligroso. "No voy a matar a nadie. ¡Por Dios! Ni siquiera quiero ser cirujana".

RELACIONADO: Más noticias de interés humano

Alexandra fue diagnosticada de ceguera desde su nacimiento. Los problemas de audición se los descubrieron algo más tarde, cuando sus padres observaron que el perro de la familia ladraba a su lado y ella no reaccionaba. En su más tierna infancia, con dos años de edad, comenzó a emplear un aparato para la audición. Hoy cuenta con la inestimable ayuda de la alta tecnología: un estetoscopio conectado a su audífono por Bluetooth le permite escuchar los sonidos más leves, hasta un latido de corazón. 

Alexandra Adams

Alexandra Adams se ha convertido en una activista en favor de los derechos de las personas con discapacidad (@alexandra_DBmed). 

Desde que era pequeña jugaba con su maletín de médico y ya soñaba con esta carrera y argumenta que existen precedentes en otros países. "He estado en contacto con cinco doctores en América que eran completamente ciegos, he aprendido mucho sobre tencología", cuenta. "Hay otro que tiene una sordera profunda y, sin embargo, es cardiólogo, a pesar de tratarse de alguien que nunca ha podido escuchar un latido". Todo un ejemplo para esta joven que, a su vez, se ha convertido en fuente de inspiración para muchos. 

RELACIONADO: Conoce a Ana Peláez, la española que dará voz a las mujeres y niñas con discapacidad en la ONU

"Algunos médicos confían solo en lo que ven y oyen. Ahí es cuando suceden los errores. Puedes tener una audición perfecta, pero no escuchar nada". Ella tiene desarrollados otros sentidos. "Tengo empatía". Y ejemplifica: "Yo he estado de pie alrededor de una cama, con un grupo de estudiantes de medicina, y he sido la única en darme cuenta de que el paciente estaba molesto. ¿No es irónico?"

RELACIONADO: ¡Lo habéis conseguido! La alegría de unos jóvenes con discapacidad tras hacer el Camino de Santiago

Sabe que el camino no es fácil, ya le costaron de pequeña el colegio o los amigos. También entrar en la escuela de Medicina fue todo un reto y sufrió el rechazo de otros centros antes de entrar en la Cardiff University, donde estudia y supera las asignaturas desde hace cuatro años a pesar de que no es una carrera fácil. Y es que, sean cuales sean los obstáculos que se encuentre, está dispuesta a enfrentarlos con la ayuda de su bastón, sus aparatos y la mejor de sus sonrisas.