¿A cuántos amigos del cole de tus hijos conoces por su nombre?

En el promedio de los países de la OCDE, los padres de los estudiantes de 15 años conocen por su nombre a una media de cinco amigos de sus hijos

por EFE /


Los beneficios de conocer por su nombre a los compañeros de colegio de los hijos pueden ser múltiples, como evitar el "bullying" (acoso escolar) y darles mayor confianza, algo que entre los padres españoles es más habitual que en otros países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). En el promedio de los países de la OCDE, los padres de los estudiantes de 15 años conocen por su nombre a una media de cinco amigos de sus hijos del colegio, una cifra que en España es de más de seis.

ninoscole_efe

Niños entrando a una clase (EFE).

Lo explica a Efe el analista de la Dirección de Educación y Competencias de la OCDE Alfonso Echazarra, tras publicarse recientemente el informe PISA in Focus (análisis de un aspecto concreto de ese estudio internacional) titulado "¿Conocen los padres de alumnos de 15 años a muchos de los compañeros de escuela de sus hijos y a sus padres?". Según Echazarra, el hecho de que los padres se comuniquen con frecuencia con los amigos de sus hijos y con otros padres "aumenta la confianza de estos, lo que facilita que los alumnos pasen más tiempo juntos fuera del colegio".

Una de las razones por las que los padres españoles, a diferencia de otros de la OCDE, conocen a un mayor número de compañeros de sus hijos por el nombre se encuentra en cuestiones culturales. Pero también porque el sistema español "se beneficia de contar con pocos cambios de colegios", recuerda este analista educativo. Por ejemplo, en nuestro país muchos alumnos solo cambian de centro escolar al pasar a la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), entre los 11 y 12 años en la mayoría de casos.

En otros sistemas educativos el cambio de colegio es más frecuente, lo que "disminuye las posibilidades de entablar relaciones", por ejemplo, en Francia se cambia de centro escolar al menos tres veces ("École maternelle", "École primaire" y "Collège Lycée"). Por otra parte, "una comunicación más fluida ayuda a los padres a recabar información muy valiosa sobre la vida escolar de sus hijos", recalca.

En edades tempranas, esa comunicación facilita conocer las tareas que se llevan para casa, las fechas de exámenes o el comportamiento de los hijos en la escuela. En edades más avanzadas, puede llegar a limitar los casos de acoso escolar ya que aumenta la visibilidad de casos y hace más difícil la vida del acosador; "pocos acosadores se sentirán cómodos si saben que sus padres conocen a los padres de las víctimas", argumenta.

Para este estudio PISA in Focus se preguntó a la mitad de los miembros de la OCDE (18 países) y a España, que le sigue Irlanda, solo le supera Georgia en el número de padres que conocen por su nombre a más compañeros de sus hijos. En el lado contrario se encuentran Hong Kong (China), Macao (China) y Francia.

Por otro lado, Echazarra comenta que el porcentaje de padres españoles que en PISA 2015 (en diciembre de este año se conocerá el informe 2018) afirmaron participar en reuniones para ellos, que es una de las formas más frecuentes de conocerse, fue del 80 %. Ese porcentaje es mayor que en la media de la OCDE (76 %) y sensiblemente mayor que en países de nuestro entorno como Francia (67 %) e Italia (59 %).

Pero, ¿qué debe hacer un centro educativo para que los padres se sientan más parte del colegio de sus hijos? Para este experto en PISA, los padres deberían participar voluntariamente en las actividades escolares y no acudir exclusivamente para hablar sobre los problemas académicos y de comportamiento de sus hijos. "Una participación más proactiva y menos reactiva", recalca.

Esas actividades podrían ser reuniones para padres, conferencias sobre educación para ellos, colaboración en la organización de la fiesta escolar, actividades para padres (por ejemplo, clases de idiomas), apoyo para las actividades extracurriculares, presentaciones a los alumnos sobre su carrera profesional y asociaciones de padres.

Otro estudio basado en Pisa 2015 -"El bienestar de los estudiantes"- señala que poco más de la mitad de los padres en el conjunto de países de la OCDE estudiados (52 %) declara que habla con su hijo sobre cómo le va en el centro y en España se eleva al 74 % .