Valeria Quer no cree que su padre haya agredido a su madre: 'Es completamente falso'

La joven ha dicho estar convencida de la inocencia de Juan Carlos Quer y ha pedido respeto para un asunto que considera 'familiar'

por Tu otro diario /


Valeria Quer, la hija pequeña de Juan Carlos Quer y Diana López Pinel y hermana de Diana Quer, la joven asesinada en agosto de 2016 en A Coruña, ha hecho unas declaraciones a las puertas de los juzgados de Majadahonda para defender la inocencia de su padre después de que haya sido arrestado tras acusarle su exmujer de haberla golpeado e intentar de atropellarla. "Es completamente falso", ha subrayado, "mi padre no es agresivo". No ha querido entrar en más detalles ni comentar el parte de lesiones presentado por su madre.

Valeria Quer

Valeria Quer durante sus declaraciones a las puertas de los juzgados (Captura de pantalla de Telecinco)

La joven ha pedido mantener el conflicto en el ámbito "familiar" y ha aclarado que no quiere tomar partido. "Yo no estoy de parte de ninguno, estoy de parte de la justicia". Los Quer se encuentran inmersos en un contencioso judicial por la custodia de su hija pequeña y la casa familiar. Además, a finales de mes comienza el juicio contra José Enrique Abuín, 'El Chicle', por el crimen de Diana Quer. Diana López Pinel, por su parte, ha insistido a la salida de su declaración en que su exmarido es "un maltratador" y ha asegurado que solo quiere "que mi hija vuelva conmigo".

RELACIONADO: La detención de Juan Carlos Quer ha trascendido esta mañana

Según han confirmado fuentes de la Guardia Civil a EFE, Diana López Pinel ha aportado un parte de lesiones con un golpe en el pómulo y la muñeca. No es la primera vez que la pareja protagoniza enfrentamientos públicos, incluso en las semanas siguientes a la desaparición de Diana Quer. 

La detención se produce días antes de que el juicio por la desaparición y muerte de la joven arranque el próximo 29 de octubre en los Juzgados de Fontiñas, según ha decidido la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña, con sede en Santiago. José Enrique Abuín Gey, alias 'El Chicle', único acusado de este crimen, se enfrenta a los delitos de asesinato, agresión sexual y detención ilegal, por el que tanto Fiscalía como acusación particular piden para él la prisión permanente revisable.