Confirmado: Samuel Little es el mayor asesino en serie de Estados Unidos

Confesó haber matado a 93 personas y se han confirmado ya oficialmente 50 de esos crímenes, con lo que supera a Gary Ridgway, condenado por 49 asesinatos

por Tu otro diario /


Hoy tiene 79 años, vive postrado en una silla de ruedas y tiene problemas de corazón. La suya era una historia de pequeña delincuencia -robos, alcohol y drogas- que acabó desembocando en una espiral homicida realmente espeluznante. Samuel Little cumple cadena perpetua por matar a tres mujeres, pero él ha confesado que acabó con la vida de 93. Oficialmente confirmados por el FBI hay ya 50 casos, lo que significa que ha superado a Gary Ridgway, condenado en 2003 por 49 asesinatos. Su carrera criminal duró 25 años y le llevó por 24 estados a lo largo y ancho de Estados Unidos.

Samuel Little

Samuel Little, en una composición facilitada por el FBI con las fotos de sus fichas policiales (Getty Images).

Samuel Little fue detenido en 2012 en Kentucky en un albergue de personas sin hogar y trasladado a California para responder por una causa relacionada con drogas. Una vez en Los Ángeles, al introducir su ADN en la base de datos, se le relacionó con el asesinato de tres mujeres en la ciudad entre 1987 y 1989. Se trataba de Carol Alford, de 41 años, Audrey Nelson, de 35, y Guadalupe Apodaca, de 46, tres crímenes que habían permanecido sin resolver durante quince años. En 2014 fue condenado a tres cadenas perpetuas.

RELACIONADO: Su macabra historia salió a la luz en diciembre de 2018

Las investigaciones sobre Samuel Little y su modus operandi se ampliaron. El FBI comenzó a revisar sus archivos y encontró nexos con decenas de antiguos crímenes, y en algunos casos pudo además situar al sospechoso en la zona donde ocurrieron. Se desplazaron a la prisión en la que cumple condena para interrogarle y él acabó confesando ser autor de 92 asesinatos entre 1970 y 2005.

Víctimas Samuel Little

Pintó los retratos de sus víctimas para colaborar con los investigadores (Captura de un vídeo de la CNN).

"Repasó cada Estado y cada ciudad, y le dio al agente Holland el número de personas que había matado en cada sitio. En Jackson (Mississippi), una. En Cincinnati (Ohio), una. En Phoenix (Arizona), tres. En Las Vegas (Nevada), una". Con pasmosa tranquilidad fue describiendo minuciosamente tanto a sus víctimas como los lugares donde las había matado, y recordaba con detalle fechas, escenarios, nombres... Al más puro estilo 'Mindhunter', la serie de Netflix sobre entrevistas del FBI a asesinos en serie encarcelados. Incluso colaboró pintando sus retratos en la cárcel, por si ello pudiera contribuir a la identificación de sus víctimas y por tanto al esclarecimiento de decenas de crímenes archivados en todo el país.