Investigan la muerte de un bebé tras administrarle una sobredosis de un fármaco en un hospital madrileño

Tratan de dilucidar si fue el médico quien prescribió mal la dosis o la enfermera quien la administró de forma indebida

por EFE, Europa Press /


Un bebé de 9 meses falleció el pasado mes de febrero en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid presuntamente tras administrarle por error una dosis diez veces más alta de un medicamento que necesitaba. Así consta en la denuncia que los padres del menor han interpuesto ante el Juzgado de Instrucción número 10 de Madrid, representados por Carlos Sardinero, que colabora con la Asociación El Defensor del Paciente, por un presunto delito de homicidio por imprudencia profesional grave, denuncia que ha adelantado este martes el diario 'El Mundo'.

Maternidad ODonnell

Los hechos tuvieron lugar en el Hospital Materno Infantil del Gregorio Marañón de Madrid (EFE).

El bebé, que en noviembre de 2018 había sido sometido a un trasplante de corazón, necesitaba 100 miligramos de micofenolato, un fármaco inmunosupresor que se emplea para el tratamiento de pacientes trasplantados, pero se le administró un gramo, diez veces más. Como consecuencia del "error" -que, según la denuncia, se admite como tal en la historia clínica del paciente en varias ocasiones- el bebé falleció días después. Sufrió una isquemia intestinal y una gastritis aguda con hemorragia, a pesar de los intentos de los médicos de revertir los efectos de la sobredosis.

RELACIONADO: La mayor indemnización por una negligencia médica en España: 4 millones por daños a una bebé en un parto

El Juzgado investiga si fue el médico quien prescribió la dosis incorrectamente o la enfermera quien la aplicó de forma indebida. La asociación El Defensor del Paciente lamenta que por parte del Hospital Gregorio Marañón "no se haya ofrecido una explicación a los padres y, fundamentalmente, que no hayan aportado ayuda psicológica para ayudarles a superar este duelo".

RELACIONADO: El hospital de Castellón donde murió una bebé por supuesta negligencia médica apunta a una cadena de errores

El abogado de la familia y de la asociación solicitará que se comience a llamar a declarar a los médicos y enfermeras responsables del menor para depurar responsabilidades por esta muerte presuntamente por negligencia médica. Desde el Gregorio Marañón y la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid han rehusado hacer declaraciones, y han reiterado su máxima voluntad de colaborar con la justicia durante la instrucción de la causa, hasta que se dirima cualquier tipo de responsabilidad.