Esto es lo que los investigadores creen que sucedió en realidad el día que desapareció Dana Leonte

El sumario del caso recoge la hipótesis con la que trabajan los agentes destinados al caso de la joven de 31 años desaparecida el 12 de junio en Arenas (Málaga)

por Tu otro diario /


El único sospechoso de la muerte de Dana Leonte, la joven de 31 años desaparecida en Arenas (Málaga) el pasado 12 de junio, es su pareja, Sergio Ruiz, que contó a los agentes destinados al caso que ella estaba agobiada por las deudas y se marchó huyendo de sus prestamistas. A la familia de Dana no le cuadraba esa historia porque creen que ella nunca se hubiera ido dejando a su bebé, que en ese momento tenía poco más de siete meses. Hay numerosos indicios contra Sergio, que fue enviado por la juez a prisión preventiva como autor de un presunto delito de homicidio y el sumario recoge lo que los investigadores creen que pasó ese 12 de junio.

Dana Leonte

Dana Leonte se esfumó sin dejar rastro hace cuatro meses (Captura de pantalla de Telecinco).

Según consta en ese documento judicial, al que ha tenido acceso La Sexta, Sergio habría matado a Dana con un palo de unos 90 centímetros que fue hallado en la casa apoyado a una pared y con un pelo de la víctima. Sin embargo, el abogado dice que el pelo no estaba incrustado en el palo, por lo que su presencia en él podría ser circunstancial. Los investigadores y la jueza creen que se trataría del arma del crimen.

RELACIONADO: Los mensajes de WhatsApp, claves en la investigación del crimen de Dana Leonte

Sergio habría envuelto a Dana en un edredón para arrastrar su cuerpo escaleras abajo. Hay restos de sangre en él y en varios puntos de la escalera. Sin embargo, como él había limpiado la vivienda a conciencia con lejía, aguarrás y un cepillo, es imposible determinar la procedencia de esos restos de sangre, que también marcaron los perros. Es decir, no hay ADN ni de Dana ni de Sergio en ellos.

RELACIONADO: La familia de Dana Leonte pedirá la custodia de su hija, ahora a cargo del hermano del detenido

Restos de sangre también dieron positivo al reactivo tanto en el desagüe del lavabo como en el de la ducha, según Informativos Telecinco, pero, como ocurre en los rastros obtenidos en las escaleras, es imposible determinar su procedencia concreta. La única sangre cuyo origen se ha determinado claramente es de Sergio y está en una toalla.

Casa Dana Leonte

Tras la detención de Sergio se llevó a cabo un exhaustivo registro de la casa común de la pareja (EFE).

El mismo día 12 de junio, Dana y Sergio intercambiaron mensajes de WhatsApp. Pero los investigadores han observado que ella, que casi nunca usaba abreviaturas ni cometía faltas de ortografía, de repente a partir de ese día lo hacía en sus sms. Hay testigos que dicen que Sergio tenía las claves del móvil de su novia. Los agentes que llevan el caso creen que fue él quien escribió las respuestas de Dana a sus whatsapp, para hacer creer su versión: que acosada por las deudas decidió huir y dejar todo atrás. Piensan que estaba elaborando su coartada desde el minuto uno tras el crimen.

RELACIONADO: Más noticias sobre este caso

Luego, las antenas de telefonía sitúan a Sergio en las inmediaciones del lugar donde apareció un fémur que se ha confirmado ya que es de Dana Leonte, cuando él había asegurado a los investigadores que el día 12 a eso de las 19.00 horas se encontraba buscando el camión de su cuñado en el polígono La Peñoleta de Vélez Málaga. Esa y otras contradicciones en su testimonio unidas a los indicios que se han hallado en los registros llevaron a Sergio a prisión preventiva por matar presuntamente a Dana, que ya ha sido incluida en la lista de víctimas de violencia de género.