La mujer del atacante de la Prefectura de París había alertado de su comportamiento extraño

La noche anterior Mickael Harpon se despertó con una 'crisis de demencia, escuchando voces y mostrando una actitud incoherente'

por EFE /


La esposa de Mickael Harpon, el administrativo radicalizado de la Prefectura de policía de París que el pasado jueves, 3 de octubre, acabó con la vida de cuatro compañeros, alertó a un colega de éste esa misma mañana de que su marido había tenido un comportamiento inquietante, según la prensa gala. La mujer, que tras ser detenida e interrogada fue puesta en libertad sin cargos el pasado domingo, contó que la noche anterior Mickael Harpon se despertó brutalmente en una "crisis de demencia", se mostraba incoherente y decía escuchar voces. Por la mañana, dijo a uno de los compañeros del administrativo lo que había pasado compartiendo su preocupación, según una información de "Le Point".

Mickael Harpon

El pasado jueves 3 de octubre Mickael Harpon acabó con la vida de cuatro compañeros (EFE).

Estos elementos ayudaron a que la mujer fuera puesta en libertad mientras los investigadores siguen verificando si el asesino, que mató a cuatro de sus colegas antes de ser abatido, estaba integrado en una organización o tuvo cómplices, aunque por ahora no hay ningún signo. Mickael Harpon se había convertido a la religión musulmana hace una decena de años. El ministro del Interior, Christophe Castaner, dijo que eso no era motivo para abrir una investigación sobre su radicalización, pero otros signos posteriores sí lo fueron.

RELACIONADO: Un funcionario de las fuerzas de seguridad francesas acaba con la vida de cuatro agentes en la Prefectura de Policía

Una veintena de personas han sido excluidas de la policía francesa desde 2015 por sospechas de radicalización, pero en el caso del expediente de Mickael Harpon no solo no había ningún signo en su expediente, sino que tenía una buena calificación.