El conmovedor gesto del hermano de un hombre asesinado con la mujer acusada del crimen

En el juicio que se celebraba contra ella, y en el que fue condenada a 10 años de cárcel, pidió permiso a la jueza para abrazar a la acusada, a la que asegura que ha perdonado

por Tu otro diario /


"Es un acto increíble de curación y perdón que es raro en la sociedad actual... especialmente para muchos de nuestros líderes". Así definió Johan Creuzot, el fiscal de distrito del condado de Dallas (Texas, Estados Unidos), el gesto de Brandt Jean, el hermano de un hombre que fue asesinado a tiros por una exagente de policia, Amber Guyger, que ha sido condenada a 10 años de prisión. Brandt declaraba en el juicio y, al final de su intervención, pidió a la jueza poder darle un abrazo a la acusada como signo del perdón que le concedía. La poderosa imagen ha dado la vuelta al mundo.

Abrazo juicio

Brandt, abrazando a Amber Guyger en el juicio por el crimen de su hermano (Captura de un vídeo de ABC News).

Amber Guyger alegó durante el juicio que se equivocó de casa y acabó disparando a Botham Jean. "Maté a un hombre inocente", reconoció entre lágrimas. Al parecer, un día al volver a su apartamento distraída mientras hablaba por teléfono, encontró la puerta abierta y a un hombre dentro al que disparó. Sin embargo, resultó que el apartamento donde halló al hombre no era el suyo: se había confundido de puerta. Fue despedida de la Policía y se la acusó del asesinato por el que ahora ha sido condenada a 10 años, aunque se enfrentaba a cargos por los que podía ser condenada a cadena perpetua.

RELACIONADO: Más noticias de interés humano en 'Tu Otro Diario'

Brandt Jean y su familia son personas muy religiosas. De hecho, su hermano fallecido, Botham, solía dirigir el canto de la congregación a la que asisten de forma regular. Por eso, Brandt le dijo a la asesina de su hermano que si le pedía perdón a Dios por lo que hizo, lo obtendrá. "No te deseo nada malo", le dijo a la expolicía y se dirigió a la jueza acto seguido: "No sé si esto es posible, pero... ¿puedo darle un abrazo?". La magistrada asintió y la imagen del hermano de la víctima y la acusada del crimen abrazados se ha convertido en todo un símbolo de perdón y redención.

Abrazo juicio

La jueza también bajó del estrado para abrazar a la expolicía (Captura de un vídeo de la NBC).

Amber lloraba mientras Brandt la abrazaba. El vídeo del momento se proyectó en la iglesia donde reza la familia Jean y los presentes corearon "amén" mientras aplaudían. El fiscal del distrito elogió al joven, de 18 años: "si él puede sanar y expresar la curación de esa manera, en sus palabras y en sus hechos, espero que la comunidad en general, no solo Dallas, sino todo Texas y todo Estados Unidos, puedan extraer un mensaje de eso". La jueza, al finalizar la vista, también se dirigió a abrazar a la mujer condenada.